Es inexplicable el trato que el Madrid le ha dado a Morata. Se irá en verano por culpa del club

 de Nicolás Rein Twitter:   artículo leído 1537 veces
© foto de J.M.Colomo
Es inexplicable el trato que el Madrid le ha dado a Morata. Se irá en verano por culpa del club

Por tercer partido importante consecutivo, Álvaro Morata se quedó sin jugar ni un solo minuto. Ni contra el Atlético ni en los dos encuentros ante el Bayern de Múnich. Nada de nada para el canterano, ni siquiera en una prórroga que pedía velocidad y piernas frescas. Lo curioso es que ayer a Morata se le vio tranquilo en la banda (estuvo calentando casi una hora), animando a sus compañeros y celebrando los goles efusivamente. Parecía de todo menos preocupado, como el veterano que ha asumido su rol de vestuario por encima de los minutos que juegue.

En los dos partidos que se situaban entre estos tres grandes compromisos, Morata metió cuatro goles. Es el segundo máximo goleador del equipo y el segundo de la Liga en términos de minutos/goles. Solo le supera Messi. Sin embargo, Zidane no le quiere poner. Será una decisión técnica, de club o personal del entrenador por sus últimas declaraciones. Pero ninguna cuadra: el rendimiento es muy bueno, el propio club lo repescó de la Juve por mucho dinero y otros jugadores como Isco y James han tenido su oportunidad tras declaraciones en las que insinuaban que podían marcharse.

El Madrid, y lo llevo diciendo tiempo, está siendo muy injusto con Morata. Lo que ha cambiado es que él lo ha asumido, se ha hecho a la idea de que se marchará este verano y se toma lo que le queda en el Madrid como una oportunidad de disfrutar en el mejor equipo del mundo. Cuando se vaya, los blancos perderán a uno de los jóvenes con mayor proyección de Europa, uno de los goleadores más prolíficos de las grandes ligas y, sobre todo, a un canterano que siempre ha sido un ejemplo de esfuerzo, constancia, profesionalidad y madridismo. Lo mejor para él es irse, pero no es lo mejor para el Real Madrid.