Estrella Roja 58-72 Real Madrid: Hezonja domina el pabellón serbio

Los blancos vencieron con suma facilidad a los balcánicos, que no tuvieron opción alguna a partir del descanso de remontar
19.12.2023 20:40 de Diego Rivero Mosqueda   ver lecturas
Real Madrid de baloncesto
Real Madrid de baloncesto

El Real Madrid cosechó otra victoria sencilla, está vez de Euroliga ante Estrella Roja con un segundo y tercer cuarto de libro, que no hace más que agigantados el grandísimo rendimiento que ha mostrado este equipo durante la temporada. El grupo cosechó un encuentro muy completo, y no dejó apenas respiro a los serbios.

Primeras posesiones y cinco puntos para el Estrella Roja, con un triple entre medias de Adam Hanga, el exjugador del Real Madrid. Los blancos, por otro lado, no movieron de forma correcta el balón, y las lecturas fueron muy negativas. Fue Eli John Ndiaye quien rompió el parcial negativo para anotar desde la esquina, aunque los serbios siguieron anotando en cada posesión. Luka Mitrovic fue un dolor de cabeza para la zona madridista, y no falló ningún tiro en el inicio, aunque esta vez respondió Facundo Campazzo desde la esquina de forma acertada. Tras un tiempo muerto corto, se acortó la ventaja de los locales, que empezaron como un tiro, sobre todo gracias al acierto del escolta húngaro. Con la entrada de las rotaciones se ajustó el encuentro, y entre Sergio Llull y Edy Tavares cambiaron las tornas hasta el segundo cuarto.

Vincent Poirier salió de forma perfecta en el siguiente periodo, y anotó los primeros tiros que lanzó, aunque el encuentro estaba en un puño. Anotaba Estrella Roja y el Real Madrid respondía desde cualquier zona del campo, y es que las posesiones eran muy cortas y rápidas, sin casi preparaciones lentas y pausadas de las jugadas. Eso sí, los blancos se impusieron en este ritmo, y tanto el menorquín como el Chacho Rodríguez fueron pieza clave para ponerse con su primera ligera ventaja. De hecho, el timerfeño anotó dos triples consecutivos, y es que la efectividad del base fue esencial para entender el juego tan vertiginoso que practicaron los blancos.

Tras el paso por vestuarios, la primera canasta fue de Hezonja, que comenzó el tercer cuarto igual de bien que como cerró los anteriores. Y mientras tanto, Tavares completó un 0-4 de parcial muy positivo. Duró poco, pues Estrella Roja completó varias acciones de mérito para reducir la ventaja madridista, aunque no del todo eficientes, pues su juego con balón fue deficiente. SuperMario al rescate con un triple estratosférico para romper con la fe de los serbios, cuya energía se fue agotando minuto a minuto. Posesión a posesión, los blancos dominaron por completo a los rojiblancos, que se sintieron indefensos e inferiores ante la avalancha blanca. De hecho, sólo pudieron parar a los pupilos de Chus Mateo con faltas, que desencadenaron en tiros libres que sí aprovechó el Real Madrid. Un periodo sencillo para los capitalinos, que fueron una apisonadora para romper por completo el partido, y con el mismo protagonista de siempre: Hezonja.

Los últimos diez minutos empezaron con un rebote del de siempre, el croata. La ventaja no se redujo en ningún momento, y esto permitió rebajar la intensidad debido a la doble jornada de Euroliga de esta semana. No obstante, Estrella Roja no se rindió, y Nemanja Nedovic protagonizó varias acciones de mucha clase para intentar revivir a su equipo. La relajación se instauró en el seno de los blancos, y ante los serbios no te puedes relajar ni un momento, aunque en apenas tres minutos de juego sólo hubo dos puntos de su parte. Otro doble-doble de Hezonja, que no rebajó su nivel en defensa ni un segundo, pese a que en ataque hubo varios fallos hasta que Alberto Abalde puso un triple sobre la bocina más que necesario. El partido se relajo en demasía, y prácticamente los instantes finales fueron de entrenamiento para no gastar energías. Victoria fácil, y ahora queda este jueves ante Partizán en el WiZink Center.