FINAL | Olimpia Milano 77-83 Real Madrid: 'The Splash Brates' dinamitan un encuentro con sabor balcánico

Concluye el partido de Euroliga con victoria de los madridistas tras un encuentro excepcional de los nuevos fichajes
03.11.2022 22:28 de Diego Rivero Mosqueda   ver lecturas
Real Madrid de baloncesto
Real Madrid de baloncesto
© foto de Iván del Dedo Martín

¡Final en Milán! El Real Madrid luchó hasta el final en la ciudad italiana frente a un histórico de la competición como el Olimpia Milano, regalando un encuentro bastante electrizante en varias fases como el último cuarto, aunque en general fue descafeinado por las continuas faltas y la falta de ofensiva en los blancos si no fuera por Hezonja y Musa. Ambos decidieron ganar el partido desde el principio, y su festival en triples fue de lo más moderno, algo que se echaba de menos tanto para el equipo como para los aficionados. Una victoria muy importante que se suma al casillero, cotizando unas mejores sensaciones que en otros encuentros de Euroliga.

El primer cuarto comenzó con Hanga como base principal, tras su vuelta reciente a las canchas, y Cornelie en el puesto de cuatro para emparejarle con Melli, aunque Pangos sería la auténtica problemática de los italianos debido a su gran calidad. Tavares, gracias a un gran pase de Musa, estrenó el marcador, mientras que el Olimpia Milano perdía el balón en su primera posesión. Dos faltas seguidas del húngaro complicaban ya el puesto de base durante todo el partido, aunque los primeros tres minutos se llenaron de pérdidas y malas jugadas por parte de ambos conjuntos, pero el bosnio anotó un triple con un paso atrás que rompió por completo a su defensor. Otro más para el '31' madridista, que quería sacar el carro de los blancos para ganar el partido, pero el canadiense y flamante fichaje local, respondió al contraataque con otro tiro de tres. El Chacho entraba a cancha por primera vez, mientras que Melli anotaba otro tiro exterior para poner a los suyos a uno, pero Tavares casi posteriza a Thomas, quedándose en un 2+1 que aprovechó a la perfección. El canario sufría en defensa, pero aprovechaba en ataque para compensarlo, con dos bombitas, entrando limpia la primera y la segunda con un tapón ilegal de Hines, y ya eran cuatro puntos consecutivos. El caboverdiano anotó otra canasta gracias a un gancho marca de la casa, mientras Mitrou-long encestó un triple tras un muy buen step-back, finalizando estos primeros minutos con una ligera ventaja blanca, de tres.

El segundo asalto empezó con Hezonja en cancha, ocupándose de Baron, aunque su primera jugada fue nefasta, ya que cometió una pérdida que convirtieron los italianos en un triple, pero el croata volvió a pedirla para anotar otro tiro de tres desde la esquina. Mitrou-long, protagonista del final del primer cuarto, ya llevaba once puntos, anotando desde el 6'75 una y otra vez. Tavares aprovechó un gran pase desde el fondo de Supermario para realizar un buen mate, mientras que al otro lado de la cancha Hines se comió un tapón de libro del caboverdiano, de las mejores jugadas del partido. De jugadón en jugadón, Mario Hezonja anotó un triple cayéndose después de que le hicieran una falta que no fue sancionada, pero que hubiera finalizado en un gran 3+1. Aun así, los italianos llevaban un 75% en tiros de tres a estas alturas de partido, algo surrealista debido a que los que más anotaron desde esta distancia no eran triplistas. Abalde estrenó su marcador desde fuera para empatar a 38 el partido, pero las sensaciones eran malas, tanto en selecciones de tiro como en la defensa exterior. El alero croata simplemente hizo suyo este final de cuarto, con cuatro puntos consecutivos dando una lección al poste, mientras que en defensa le robó el balón a Melli para que el escolta gallego anotara en la siguiente posesión bajo canasta. Sensacional de nuevo el '11' madridista, que tras una pérdida, encestó un triple para responder al de Pangos, aunque Poirier cometió una falta posteriormente regalando un 2+1 aprovechado por Hall, pero el Olimpia Milano cerró este periodo con un nuevo triple más del canadiense, que ya llevaba 14 puntos en este momento. 

Tras el paso por vestuarios, el Real Madrid salió con Hanga de nuevo, que por sus dos faltas iniciales no volvió a salir hasta este parcial, aunque la primera jugada no pudo ser peor: balón al poste y pérdida por fin de posesión, mientras que Pangos sí anotó su bandeja. De momento, los blancos solo sumaban puntos desde el tiro libre, ya que los italianos defendían con intensidad y forzaban sus tiros de tres, por eso había tanta diferencia en el lanzamiento de este tipo. El partido se volvió loco durante un minuto entero con varios tiros fallados por parte de los blancos hasta que Musa anotó la primera canasta en juego de los de Chus Mateo, que solo pudieron sumar desde los libres. Los rebotes se cerraban con Deck, mientras que el bosnio mataba desde el triple, llegando a 13 puntos en su haber, aunque Melli volvió a responder ya que Yabusele perdió su marca, otra vez. Hablando de repeticiones, Musa encestó otro tiro exterior más, con un gran 4/5 en esta faceta, pero falló el siguiente, relevándole de esta tarea el Chacho, que tras un bloqueo ciego, se quedó liberado para anotar el suyo. A base de tirar desde el 4'75, tanto italianos como españoles sumaban unidades pero ninguno se conseguía despegar en el marcador, y eso que los dos conjuntos lo intentaron de todas las formas posibles, hasta que el alapívot francés metió de tres con elegancia. En este último minuto, Deck falló un tiro liberado, mientras que Musa decidió llevar la bola en la posesión hasta que Davies le hizo la falta y le llevó a los tiros libres, aunque solo anotó uno.

Los últimos diez minutos empezaron con una falta inventada a Tavares, mientras que Hines hizo lo mismo y no lo se hicieron por no medir 20 centímetros más. Mientras tanto, el Chacho falló un tiro bastante mal seleccionado y los blancos se vieron obligados a cometer otra falta, esta vez de Gabriel Deck. Otro canastón de Musa, alcanzando los 19 puntos, aunque el Madrid jugaba a forzar el físico rival y las faltas, que tan bien funcionó en el tercer cuarto, aunque el equipo blanco no tenía claridad ofensiva. Ya se encargó de eso Hezonja con su 3/4 en triples, sumando uno nuevo desde la esquina, aunque los brates se combinaron como nadie para anotar consecutivos triples y poner, por primera vez, una ventaja considerable en el partido: +12. De todas formas, el partido no estaba ni mucho menos ganado, ya que Melli redujo diferencias con un buen tiro en suspensión hacia atrás, mientras que los blancos se encomendaron al bosnio, que anotó otro 2+1 casi imposible y al alcance de muy pocos, aunque Pangos respondía con otro triple. De nuevo, los árbitros le daban preferencia al pequeño sobre el grande, inventándose otra falta del caboverdiano sobre el canadiense, mientras que Thomas ponía a los italianos a cinco debido a otro tiro exterior desde su esquina favorita. Deck, con otro esfuerzo de gladiador, luchó un rebote tras un triple desde el logo de Llull, anotando un 2+1 clave en el devenir de este final tan luchado.

El próximo partido del Real Madrid de Baloncesto será el próximo domingo a las 18:30 horas frente al Casademont Zaragoza como visitantes.