EXCLUSIVA BD | Agustín Martín: "Creo que Zidane se volverá a marchar del Madrid. Mbappé..."

El periodista del diario as atiende en primicia a Bernabéu Digital
12.05.2021 23:21 de Javier Rubiano Twitter:    Ver lecturas
Zinedine Zidane, Real Madrid
Bernabeudigital.com
Zinedine Zidane, Real Madrid
© foto de Imago/Image Sport

A falta de tres jornadas para el cierre de LaLiga, y con la reciente polémica arbitral en el empate contra el Sevilla, la temporada del Real Madrid encara su recta final. En apenas diez días, el club blanco se irá de vacaciones con la mente puesta en la planificación de la próxima temporada y, por tanto, con muchos temas por abordar: el futuro del banquillo merengue, los fichajes, las salidas... Para analizar la actualidad y el futuro madridista, en Bernabéu Digital hemos tenido el placer de charlar con Agustín Martín, periodista del diario AS y gran conocedor de lo que se cuece en la casa blanca.

En primer lugar Agustín, ¿considera que la actuación arbitral contra el Sevilla fue buena o se perjudicó al Real Madrid?

"El problema es lo que se ha venido viendo a lo largo de la temporada: la disparidad de criterios que han vuelto locos a jugadores, entrenadores y aficionados. Al Madrid le pitaron dos penaltis (ante el Betis y el Barcelona) en las primeras jornadas y luego desaparecieron hasta hace nada. Creo que han sido 26 jornadas sin ningún penalti a favor… cuando los ha habido y bien claros: el derribo a Hazard ante el Alavés, el tirón de pelo a Marcelo en el mismo encuentro, los dos penaltis no señalados en Pamplona (derribo a Lucas Vázquez y en la misma jugada, que centra el gallego, hay un agarrón a Casemiro), la mano de Felipe en el derbi o la de Miranda el día del Betis… Por cierto, hay otro a Casemiro ante el Sevilla el pasado domingo que se vio claro desde mi posición en Valdebebas. Esa toma de decisiones que para unos son acciones claras de penalti y cuando es el Madrid el beneficiado no, pues provoca todo esto. Yo creo que el domingo, el colegiado Martínez Munuera debió dejar seguir la acción, que acaba en el derribo de Benzema. Es decir darle continuidad a la jugada. Es cierto que le llaman desde el VAR para que revise la acción. También es cierto que el balón da en la mano de Militao (si se fija uno en la repetición le tuvo que hacer daño pues se frotó la mano inmediatamente después), pero viene de rebote, le pega además previamente en el hombro y el jugador está de espaldas: no sabe dónde está la pelota. En mis tiempos, eso no era mano, la llamábamos mano involuntaria. Además hay otro penalti a Casemiro (Óscar se cae y derriba al brasileño en el minuto 90 o 91, parecido al que le hicieron a Lucas Vázquez en El Sadar) que no señaló. No creo que estuviera muy acertado…". 

Los de Zidane siguen vivos en Liga pero no se pueden permitir más tropiezos. ¿Ve capaz al conjunto blanco de ganar los tres partidos que quedan?

"Por supuesto. No veo por qué no. Son complicados, sí, pero eso no amilana a la plantilla blanca. Uno de los lemas eternos del Madrid es “Hasta el final, vamos Real”, y conociendo a los jugadores, su carácter, su personalidad… van a pelear por la Liga hasta el último momento. Nunca dé por muerto antes de tiempo al Real Madrid. Recuerdo Lisboa, o sin ir más lejos, el partido ante el Sevilla del domingo pasado. La segunda parte fue un asedio continuo sobre la meta de Bono".

En el Real Madrid la exigencia siempre es máxima, pero esta temporada les ha pasado de todo a los blancos. ¿Sería un fracaso terminar el año sin títulos?

"No creo que sea un fracaso terminar así la temporada con todo lo que ha pasado: lesiones, Coronavirus, Filomena y el retraso en el viaje a Pamplona: ¿es normal estar cuatro horas en un avión sin saber si se viaja o no mientras está cayendo la mundial de nieve en Madrid? Plantarse en las semifinales de la Champions y estar a cinco minutos de poder disputar una nueva final y estar peleando por la Liga con, digamos, la Unidad B (la denomino así porque Zidane no ha podido tener a toda la plantilla disponible a lo largo de la campaña por unas circunstancias u otras) hasta el último momento señala el nivel de compromiso, carácter y personalidad de esta plantilla, encabezada por el propio Zidane. Ya lo dijo el propio entrenador el día antes de ganar en Huesca: “Déjenme pelear por la Liga”. Era un mensaje a dos frentes: directiva y medios de comunicación. Y el mensaje ha calado en la plantilla, que ha sabido aislarse de comentarios, críticas, rumores, chismorreos... El resultado es que ha estado cerca de jugar una nueva final de Champions y está luchando por la Liga. Ahí se demuestra su sintonía con el entrenador. ¿Que debe haber cambios? Sí, y los habrá. ¿Renovar la plantilla? También, pero no va a ser de un día para otro".

Cambiando de tema, nos acercamos al final de la temporada y el futuro de Zidane es todo un misterio. ¿Qué decisión cree que tomará el francés? ¿Seguirá en el Real Madrid o se marchará?

"Buena pregunta… Aquí no soy parcial. Soy zidanista desde hace mucho tiempo: desde que brilló con el Girondins en la campaña 1995-96. Ese año me fijé sus partidos en la Copa de la UEFA tras el golazo que marcó al Betis. Me gustaría que siguiera, pero creo que ya ha tomado su decisión. Ojalá me equivoque, pero creo que se volverá a marchar. No hay que olvidar que ya se fue antes de tiempo tanto como de jugador (le quedaba un año de contrato en 2006 cuando colgó las botas) como de entrenador en 2018. A mí me encantaría que siguiera un año más. Si el objetivo de este verano es fichar a Mbappé, ¿qué mejor cicerone para el delantero galo que una figura como Zidane, que es venerada a nivel mundial, en el Real Madrid, donde le enseñe /muestre lo que es el conjunto blanco?". 

Ya para finalizar, se viene hablando mucho de posibles fichajes. Alaba parece hecho, pero la gran incógnita es saber qué pasará con la delantera. Si tuviera que elegir, ¿con quién se queda: Mbappé o Haaland?

"Me encantan los dos jugadores. Tienen sangre fría a la hora de encarar al portero, a la portería rival. Quizá Haaland sea más determinante en el área que Mbappé: recuerdo el gol que marcó al Sevilla en el Pizjuán donde se tiró a por el balón ante la salida de Bono sin importarle el meta sevillista (creo recordar que fue el 1-2 por entonces). Viéndole jugar me da la sensación de que tiene el área y la situación de la portería metido en la cabeza. Aúna potencia, carácter, personalidad, olfato goleador… Me recuerda a Hugo Sánchez en ese aspecto. Mbappé le comparo más con Cristiano a la hora de arrancar un contragolpe y culminarlo. Yo me quedo con los dos porque, además, creo que se complementan perfectamente. Eso sí, ambos necesitan lanzadores que les manden buenos balones…".