ANÁLISIS BD - Otro recién ascendido amenaza el liderato de un Madrid constipado

19.10.2019 16:30 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
© foto de Antonello Sammarco/Image Sport
ANÁLISIS BD - Otro recién ascendido amenaza el liderato de un Madrid constipado

Por segunda jornada consecutiva, el Real Madrid se medirá a un recién aterrizado a la élite del fútbol español. Si hace una quincena se enfrentó a un Granada que llegaba al Bernabéu con el objetivo de degustar el manjar de vivir en la azotea del campeonato, este sábado espera en las Baleares una visita blanca que no se producía desde hacía siete años. El Madrid guarda un grato recuerdo de su último vuelo a Palma, pues derrotaron a los locales por un contundente 0-5. Los goles, cortesía de Cristiano e Higuaín por dos veces, cuya voracidad dejó uno para Callejón. 

Si nos remontamos al pasado mes de junio, el Mallorca fue el último en coger el ascensorOsasuna con la holgura impropia de la división de plata del fútbol español y Granada, subieron con la directa puesta, mientras que los hombres de Vicente Moreno tuvieron que fraguar su billete ante Albacete primero y Deportivo después. Ante los manchegos, los de rojo hicieron valer su poderío en casa, como calcaron frente a los gallegos y en su por ahora corto idilio en Primera esta temporada. 2-0 al Albacete y derrota por 1-0 en el Carlos Belmonte, donde los de Ramis se adelantaron al cuarto de hora para que en el bando visitante tuvieran que contener la respiración durante casi todo el encuentro. Ante el Dépor, el clásico coruñés ejerció aún más de favorito cuando en casa venció por 2-0. Era un marcador ideal, suficiente y sin encajar en casa como manda la regla perfecta en una eliminatoria a doble partido, pero en la fortaleza isleña volvió a desatarse el cuadro balear: 3-0 con dianas de Budimir y Salva Sevilla, dos de las piezas fundamentales todavía hoy. Cuando el encuentro parecía abocado a la prórroga, Abdón Prats permitió a los suyos codearse con el fútbol de los grandes focos seis años después.

Antes, un descenso a Segunda B sembró el terror en 2017, pero tan solo dos años después y gracias a la mano del mesías Vicente Moreno, el Mallorca vuelve a volar en lo más alto. El Madrid haría bien en no pensar antes de tiempo en lo que le deparará su viaje a Turquía. Hoy tendrá que lidiar con un rival que los 7 puntos que tiene los ha sacado en casa (victorias ante Eibar y Espanyol y un empate ante el Athletic). Si a ello le sumamos que muchos de los nombres propios como Kroos, Modric, Bale y Hazard no estarán sobre el verde, la evidencia de la afirmación es aún mayor. Nunca debe haber lugar para las concesiones ni las confianzas, pero hoy más aún si cabe. 

Manolo Reina comandará la portería de un equipo que en defensa destaca por unos laterales forjados en Tercera: el joven Joan Sastre por la derecha y Fran Gámez por la izquierda. En el medio, sin lugar a dudas Salva Sevilla será el faro que guíe a los suyos hasta buen puerto. Es el encargado del balón parado y de ejercer como termómetro de su equipo, y junto a Iddrisu Baba, que pone el cemento, forman un doble pivote complementario para contener y morder. La línea de tres tras el ariete alberga el talento de los Lago Junior, quien no pasa por su mejor momento, y el viejo conocido Aleix Febas, que junto a Kubo, si tiene minutos, saldrán con una motivación extra a buen seguro. La punta de la lanza será para el bosnio Ante Budimir, que tras un inicio dubitativo acumula 3 goles. Más vale que un Madrid resfriado, de urgencia y con la mente en otomano no se fíe ni de su sombra.