CRÓNICA - Alcoyano 2-1 Real Madrid: ridículo copero en Alcoy

Los blancos se quedan fuera de la Copa del Rey en un encuentro donde faltó el gol
20.01.2021 23:31 de Alejandro Cascón Guerra Twitter:    Ver lecturas
CRÓNICA - Alcoyano 2-1 Real Madrid: ridículo copero en Alcoy
Bernabeudigital.com
© foto de Antonello Sammarco/Image Sport

Papel complicado el que tenía que afrontar el Real Madrid en Alcoy. Primer partido de Copa para los blancos, contra un conjunto que ya había eliminado previamente a algún primera como el Huesca. Además, había que añadir la derrota contra el Athletic Club en Supercopa, que dejó a los de Zidane algo tocados por la decepción de haber sido eliminado en las semifinales. 

Esta Copa del Rey deja muchas sorpresas en este formato. El motivo es la eliminación de los grandes clubes como el Celta o el Atlético, por parte de equipos de segunda b. Hoy el Madrid afrontaba el encuentro con los futbolistas olvidados, los que Zidane no cuenta mucho con ellos. Son los Isco, Marcelo, Valverde, Vinicius u Odriozola. En un primer momento pudo haber dudas sobre el partido que iban a desempeñar los blancos, pero lo cierto es que desde el minuto uno los de Zidane controlaron el balón y quisieron ganar el partido. 

El control era total por los visitantes, con un Isco especialmente participativo y demostrando su calidad. El malagueño fue capaz de dirigir el juego desde el medio. Un poco apagado estuvo Casemiro y Valverde, pero por la derecha aparecía Lucas Vázquez, como siempre, arrasando cual tifón. Valverde avisó al Alcoyano con un buen disparo que despejó el veterano Figueras. Después, desde el córner, Militao remató de cabeza, aunque algo centrado y paró sin problema el portero de los alicantinos. 

Al filo del descanso, un buen centro desde la izquierda hizo que Militao pudiera meter la cabeza entre los dos centrales para rematar a portería. Llegó el primer gol de la noche para los blancos, como premio a una buena mitad, donde no sobraron las ocasiones, pero sí que se demandó el gol. En los siguientes minutos, el Madrid siguió la misma tónica, controlando el balón, pero sin que las ocasiones llegaran. Vinicius y Mariano estaban desaparecidos. Precisamente, el brasileño tuvo una ocasión de oro, que en vez de levantar la cabeza y mirar a Benzema, que se quedaba solo en el desmarque, decidió rematar él mismo, pero con mala fortuna porque no entró a puerta y paró el meta de los locales. 

Y en el fútbol hay una máxima que suele cumplirse. Si no matas con las ocasiones que tienes te matan. Eso es precisamente lo que ocurrió en la portería del debutante Lunin. En un córner, una segunda jugada hizo que Solbes pudiera rematar y empatar. La noticia era que solo quedaban unos minutos para el final. Después, el Madrid recobró algo de cordura y quiso empatar. Lucas la tuvo de cabeza, pero Figueras se hizo grande para evitar el gol del gallego. Después llegó la polémica, con una patada a Militao en el área del Alcoyano, una acción que no vio el colegiado y en la que se debió pitar penalti. 

A la prórroga con desesperación

La cara de Zidane lo decía todo. Mucha desesperación porque el gol no llegaba. En la prórroga, al fin, el entrenador francés hizo los cambios y metió toda la artillería. Para colmo, el Alcoyano se quedó con uno menos durante la prolongación de 30 minutos, donde Figueras fue el mejor. El Madrid tuvo las ocasiones, pero no llegaba el gol. 

En un contragolpe, Juanan, delantero de los locales pudo marcar el gol que eliminaba al Real Madrid de la Copa del Rey. Ni con uno menos pudieron batir los pupilos de Zidane al Alcoyano. Esta derrota viene muy seguida de la de Supercopa y el pinchazo contra Osasuna, unos encuentros que dejan muy fríos a los seguidores en cuanto a sensaciones. Veremos lo que aguanta Zidane.