As, Roncero: "El penalti a Nacho era el partido y dos puntos menos te pueden costar una Liga"

El periodista cree que el penalti fue "evidente"
26.09.2021 11:40 de Daniel Cayetano Twitter:    ver lecturas
Tomás Roncero
Tomás Roncero

Tomás Roncero analiza en su columna de hoy para el diario AS el empate del Real Madrid frente al Villarreal (0-0), empezando por el penalti no pitado a Nacho. El periodista reconoce que fue "evidente" y recuerda que esos dos puntos menos pueden costar una Liga.

"No he visto a ningún atlético quejarse hoy del arbitraje de Gil Manzano. Obsesionados con la expulsión de su joven estrella portuguesa (justa y merecida, por cierto), muchos me dijeron hoy antes del partido que seguro que nos iba a ayudar el extremeño ante esta ocasión única de dejar la brecha entre ambos equipos en cinco puntos, gracias al pinchazo de la tropa del Cholo en Vitoria. Pues resulta que en el minuto 35 a Nacho le hace Albiol un penalti evidente, como aseveró con buen criterio Iturralde en El Carrusel. El Bernabéu fue un clamor, pero Gil Manzano se desentendió de la acción como si con él no fuera la cosa. Así que menos victimismo con un árbitro que irá al Mundial de Qatar, pero que está dejando muchas dudas con sus actuaciones. El penalti a Nacho era el partido y dos puntos menos te pueden costar una Liga...", comenta Roncero.

Igualmente, el periodista también elogió el trabajo de la defensa del Villarreal, a quien Roncero ha apodado el 'Muro Amarillo'. "Los 23.985 aficionados que acudieron al Bernabéu no imaginaban que después de la orgía de goles protagonizada por los hombres de Ancelotti en lo que iba de Liga (21), nos íbamos a encontrar con un rival en modo muro, que defendió con un orden y un equilibrio admirables. Foyth, espléndido, Albiol (un veterano-joven de 36 años), Pau Torres y Alberto Moreno echaron el candado, con un trivote por delante con Capoue y Coquelin (acero y hormigón armado) y Dani Parejo, un maestro en el control y la dirección de juego. Todo ello logró nublar la vista a gente como Vinicius, Benzema, Rodrygo y Asensio, que acabaron desesperados ante la falta de tino y de tono. El Madrid de Ancelotti perdió su vértigo habitual, encontró menos espacios de lo que hay en el Metro de Tokio en hora punta y se quedó bloqueado en el ‘Muro Amarillo’", concluye.