Marca, Carpio: "Los silbidos a Mbappé se celebraron en Madrid tanto o más que el primer gol de Benzema"

El subdirector del diario cree que los aficionados merengues están esperanzados con la posible llegada del galo
15.08.2021 11:21 de Alejandro Alonso Twitter:    ver lecturas
Marca, Carpio: "Los silbidos a Mbappé se celebraron en Madrid tanto o más que el primer gol de Benzema"
Bernabeudigital.com
© foto de Getty/Uefa/Image Sport

Gareth Bale, Karim Benzema y Eden Hazard conforman, si todo sigue igual, uno de los mejores tridentes europeos. En el Real Madrid no les queda otra que confiar en dos hombres que apenas han dado rédito al equipo en los últimos años por diferentes motivos. El galés vuelve sentirse futbolista sobre el césped gracias a Carlo Ancelotti. El italiano confía en el jugador, se nota. Para muestra la sonrisa el jugador tras los tantos del conjunto blanco en Mendizorroza. ¿Hace cuánto no sonreía Bale con el Real Madrid? La otra cara de la moneda era la de Hazard. Entre lesiones y falta de ritmo apenas ha jugado en Concha Espina. Parece, por fin, que está centrado en la capital. Se le ve más delgado que nunca y sus detalles técnicos son una auténtica delicia. Si se mantiene así, tenemos jugador para rato. Todo depende de él.

¿Y Mbappé?

Kylian sigue a lo suyo igual que Erling Braut Haaland. Ambos fueron determinante con sus respectivos equipos, como no podía ser de otra manera. El francés repartió dos asistencias y anotó un tanto, mientras que el gigantón noruego hizo un 'hat-trick' de asistencia y anotó un doblete. En 2022 todo apuntan a que serán del Real Madrid, aunque habrá que esperar. 

Mbappé empezó el partido de la forma más atípica posible, entre silbidos. El Parque de los Príncipes le dedicó una sonora pitada en la previa del encuentro, algo que se celebró en el Real Madrid. Sobre este hecho ha hablado el subdirector del diario Marca, Carlos Carpio: "Los incomprensibles silbidos que le dedicaron en el Parque de los Príncipes a Mbappé cuando fue presentado ante su público se celebraron en Madrid tanto o más que el primer gol de Benzema. Porque ese interminable partido que se está jugando en los despachos frente al PSG, y no el del Alavés, es el que de verdad ocupa y preocupa al madridismo".