Marca, Lara: "Bale es un fracaso de todos. Su rendimiento es obsceno y su conformismo avergüenza"

08.08.2020 18:14 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
© foto de Insidefoto/Image Sport
Marca, Lara: "Bale es un fracaso de todos. Su rendimiento es obsceno y su conformismo avergüenza"

Miguel Ángel Lara ha puesto el foco en Gareth Bale en su opinión para Marca . El galés, que va de sainete en sainete en los últimos tiempos, se negó a viajar a Mánchester, una evidencia más de su falta de compromiso a pesar de su estratosférico sueldo, que le sitúa como el mejor pagado de la plantilla del Real Madrid y como uno de los que más salario percibe del mundo a pesar de su rendimiento: "Bale es uno de los jugadores mejor pagados del mundo, pero desde hace tres años, si no más, su rendimiento es obsceno. Más de 600 jugadores han marcado este años más goles que él, tres, en las grandes Ligas. No ha justificado un solo euro de los millones que llegan a su cuenta. Su conformismo avergüenza. Ha dejado claro que para él es mejor levantarse por la mañana, abrir la ventana y ver el sol de Madrid que sentirse de nuevo el enorme futbolista que llevó dentro aunque sea un lugar en el después de entrenarse no pueda jugar al gol. Y no, el problema no es el golf. Lo es que el fútbol hace tiempo que parece ser un elemento ajeno a su vida. Que no le importa pasarse otro año a la sopa boba no parece admitir debates".

El periodista cree que tanto el club como Zidane son responsables de la situación del de Cardiff: "Es un fracaso de Zidane. No quería a Bale en la caseta y no lo disimuló. Tragó sapos y culebras consciente de que no había nada que hacer, que era una jugador agotado para el Madrid. Aún así lo puso, quien sabe si para desnudar a un futbolista que no lo quiere ser. No tuvo fuerza para forzar su salida ni después argumentos para que el galés fuera importante. Eso queda en su debe. Dos no discuten si uno no quiere. En este caso son los dos los que no tienen gana alguna de arreglarse. Y es un fracaso del club. Es intolerable que un futbolista se niegue a cumplir con su obligación, que es jugar cuando el entrenador lo considere oportuno. Más cuando es el que entra al vestuario y todos saben que es la estrella de los sueldos. Cada día que pasa desde hace ya un año la situación es más peliaguda. Bale no se quiere ir. No quiere renunciar a su dinero. En su derecho está a pesar de dar motivos para un despido en toda regla en cualquier otra profesión. El Madrid no puede permitirse seguir así. El jugador se ga devaluado por todos lados. Si algún club le quiere, algo que ya está en duda, sabe lo que hay y que la posición de fuerza del Madrid no se sostiene".