Achraf y el 'problema' de la defensa de cuatro

16.05.2020 21:00 de David Dieguez Twitter:    Ver lecturas
© foto de Daniele Mascolo/PhotoViews
Achraf y el 'problema' de la defensa de cuatro

Achraf Hakimi ha vuelto al ruedo con el Dortmund en un encuentro en el que los de amarillo han arrollado a sus vecinos del otro lado del Ruhr. El madridista ha cuajado un partido en el que ha dejado bastantes destellos de calidad, como ya es habitual en él, acompañando a un Erling Haaland a quien la cuarentena no parece haber pasado factura. 

El Borussia Dortmund es un equipo ofensivo, que juega con tres centrales y dos carrileros muy largos, Guerreiro y Achraf, en ocasiones ejerciendo las veces de extremos. Ambos son jóvenes, rápidos y con gran capacidad para replegar, pero sin duda lo mejor que tienen es su despliegue atacante. Y esto puede ser un problema para el marroquí en su vuelta al Bernabéu. Nuestro Madrid juega o bien con 4-3-3 o con 4-4-2 en rombo, es decir, siempre con defensa de cuatro en un esquema en el que los laterales son precisamente eso, laterales, y tienen la obligación también de subir y bajar durante los 90 minutos. Pero, el puesto de lateral no es el puesto de carrilero, y quizás eso haya sido una de las principales razones del despegue de Achraf.

Con toda la banda para él, Hakimi recibe la pelota directamente de los hombres del centro del campo y su función principal es subir el cuero hacia la delantera, donde ya hemos visto que es capaz tanto de asistir como de anotar. Ahora bien, el puesto de lateral derecho tiene otros requerimientos. No deja de ser un puesto de defensa, que parte desde campo propio para subir la pelota hacia la línea medular, y de vez en cuando realizar internadas peligrosas en banda, sin dejar descuidada la espalda

Si Achraf acaba volviendo al Madrid, seguramente su juego cambiará y tendrá que adaptarse a lo que requiere el puesto de lateral derecho, controlando sus internadas y mejorando su capacidad defensiva. Aunque, bien es cierto, la probable salida de Bale podría darle una opción de jugar en el extremo diestro con Carvajal de lateral. Lo que sí es cierto es que es un jugador muy polivalente y que permite al entrenador probar muchas variantes. Debe volver a casa.