CRÓNICA - El Real Madrid vence sin sufrir ante un tímido Eibar en Valdebebas

Un gol de Asensio y otro de Benzema dan los tres puntos al equipo de Zidane antes del encuentro de Champions League
03.04.2021 18:08 de Alejandro Cascón Guerra Twitter:    Ver lecturas
Asensio durante un partido
Bernabeudigital.com
Asensio durante un partido
© foto de Image Sport

En el mes de abril, el Real Madrid tiene las citas más importantes de todo el curso. El Liverpool y el Barcelona, los rivales a batir para seguir vivos en la Champions League y en la Liga. Pero previamente estaba el Eibar, ese rival que llevaba sin ganar once jornadas y que estaba en los puestos de descenso. Zidane entendió que los partidos de la semana que viene eran importantes, por lo que ante los vascos tenía que haber necesariamente rotaciones. Kroos y Varane fueron los sacrificados, por lo que Marcelo y Militao eran los que iban a jugar, uno en defensa y el otro en el extremo; todo sumado a un Isco Alarcón en el medio del campo. 

El Madrid tuvo el control durante todo el partido. Desde el primer momento, el Eibar se centró en presionar al rival, sobre todo a la salida del balón, intentando que no pudiera salir tan fácil ni llegara al área. Todo lo que hicieron los de Mendilibar no sirvió, porque Benzema encontró puerta en el 5. Marcelo, previamente, había centrado de forma muy precisa para la cabeza del francés, que estaba en fuera de juego y por eso no subió el gol al marcador. El Eibar trataba de salir sin fortuna, porque no tenía con quién hacerlo. El Madrid además estaba muy seguro en defensa, algo que perjudicaba a los visitantes. 

Un poco más tarde, Marco Asensio se empezó a activar. Al balear le está costando coger el tono y el ritmo de la competición. Tiene altibajos, pero cuando está en su punto más alto marca la diferencia. El extremo pegó un buen balón de falta, que se fue envenenando y pegó en el palo. El Madrid merecía ir ya por delante. Precisamente, Asensio, unos minutos antes del descanso dejó entrever su calidad con un taconazo a pase de Isco. Metió gol, pero su cuerpo estaba ligeramente adelantado. 

Y por fin, a la tercera fue la vencida. Casemiro puso un buen balón al espacio, donde el balear encontró un hueco para recortar y quedarse solo ante Dmitrovic. El extremo definió a la perfección y puso el primero en el marcador, a tan solo cinco minutos del final de la primera parte. 

El Madrid bajó su ritmo de juego

En el inicio de la segunda mitad, el Madrid se relajó un poco y dejó al Eibar tener la iniciativa. Ni por esas fueron los vascos capaces de marcar un gol o hacer daño al equipo de Zidane. Sí que la lluvia perjudicó un poco a los blancos, ya que el césped estaba muy mojado y resbaladizo. Ello hizo que Courtois tuviera problemas con un balón que casi se cuela. Zidane, con buena inteligencia, decidió que tenía que introducir cambios para agitar el partido y zanjarlo. Vinicius y Arribas tuvieron una oportunidad. 

Casemiro tuvo una oportunidad, con un disparo perfecto con rosca. En cambio, el centrocampista no tuvo suerte porque el gol fue anulado por el árbitro. No hubo demasiados lamentos, puesto que en el 74, Karim Benzema marcó su gol número 18 para el Eibar, gracias a Vinicius, que fue quien dio el pase de gol. 

Courtois tapa bien abajo

El Eibar, lejos de rendirse con dos goles en contra, tuvo también ocasiones de marcar. Al final del partido y en un rechazo, Inui disparó dentro del área contra la portería del Madrid, pero ahí se encontró con Courtois, que sacó una buena mano para evitar el gol de los visitantes. En verdad, el portero belga se mostró muy seguro durante todo el encuentro. 

El Madrid ya dejó que los minutos pasaran para que terminase el partido. Los tres puntos se quedaron en Valdebebas, muy importantes para seguir en la carrera por la Liga. Los de Zidane ya esperan al ansiado encuentro del próximo martes contra el Liverpool.