Gareth Bale no lo pone fácil

16.06.2020 11:14 de Daniel Cayetano Twitter:    Ver lecturas
© foto de Antonello Sammarco/Image Sport
Gareth Bale no lo pone fácil

En una entrevista de hace varias semanas, Gareth Bale reconoció que los pitos de la afición minan su confianza. El galés quiso dar un toque de atención al madridismo avisando de que lo único que provocan sus críticas es que vea "la portería más pequeña". Sin embargo, en un partido sin público como fue el del pasado domingo ante el Eibar, el delantero volvió a mostrar una apatía impropia de un jugador del Real Madrid cuyo escudo ya es signo de entrega y sacrificio. Tuvo media hora para empezar a reconquistar el cariño de su entrenador y de la afición, pero no aprovechó la oportunidad y para colmo terminó con una sospechosa sobrecarga muscular.

Es verdad que, en muchas ocasiones, las críticas han sido demasiado duras para un futbolista que ha sido fundamental en varios de los títulos recientes del club, pero Bale tampoco lo pone fácil. Sus salidas del Bernabéu antes de que terminen los partidos, sus escapadas para jugar al golf, su aparición con la selección de Gales con la famosa bandera "Gales. Golf. Madrid. En ese orden", su pasotismo en determinados encuentros y la falta de gol (no marca como local desde hace más de un año) complican el apoyo y la adoración de un madridismo que busca desesperadamente algo a lo que agarrarse para apoyarle y defenderle. Pero Bale sigue en sus trece. Ya parece darle igual tener o no el cariño de la afición. Su relación con Zidane es irrecuperable y como siga así... su afinidad con los madridistas también.