La Champions nunca engaña: la historia pesa

25.08.2020 17:00 de David Dieguez Twitter:    Ver lecturas
© foto de Matteo Gribaudi/Image Sport
La Champions nunca engaña: la historia pesa

Demostrado queda que el dinero en el mundo del fútbol ayuda, pero no da la completa felicidad. La orejona, la ansiada Champions League es el claro reflejo en el espejo futbolístico de los grandes clubes de europa. Real Madrid, Milan, Bayern de Múnich, Liverpool y Barcelona. Ese es el ranking histórico de campeones de Europa. Un ranking que los petrodólares se han empeñado en cambiar, con escaso éxito. Ya hace una década que el Manchester City incorporó el dinero de Arabia Saudí a sus filas, con fichajes estratosféricos cada año y el supuesto mejor entrenador del mundo en su equipo. Unas semis y nunca pasar de cuartos ha sido el resultado. De forma parecida se ha estrellado el PSG de Catar, que, juntando a dos de los cinco mejores jugadores del mundo sin duda, no ha sido capaz de levantar el máximo trofeo continental.

Es difícil colarse en el olimpo de los campeones históricos. La Champions es un trofeo diferente, impredecible y que no tiene ningún guión ni fórmula perfecta para su consecución. Es muy difícil en Europa ganar si no eres el Real Madrid. Hace falta tener ese algo diferente, esa sensación de que vas a ser campeón por la pura mística de la competición. El Bayern ha arrasado con toda justicia y ha vuelto a demostrar lo que es una realidad. La Champions pone a cada uno en su sitio.