La final más lógica posible: Real Madrid - Liverpool

Esta Champions merecía el mejor partido posible en París
05.05.2022 15:00 de Alejandro Alonso Twitter:    ver lecturas
Real Madrid - Liverpool
Bernabeudigital.com
Real Madrid - Liverpool
© foto de Matteo Gribaudi/Image Sport

Sí, aún nos estamos recuperando todos después de lo vivido ayer en el Santiago Bernabéu. No hay explicación ni futbolística ni racional para explicar lo que hizo el Real Madrid anoche en el templo de Concha Espina. Tres remontadas en octavos, cuartos y semifinales, no hay ni habrá nada parecido en esta competición y en este estadio. Benzema no estaba haciendo su mejor partido y fue clave en el primero y en el tercer tanto. Vinicius falló dos ocasiones clarísimas pero reventó a Kyle Walker a base de carreras. Fede Valverde aguantó los 120 minutos corriendo sin un ápice de cansancio, alguien debería estudiar la capacidad pulmonar del 'halcón' del Real Madrid. Y qué decir de Eduardo Camavinga... Es indescriptible e inexplicable comentar lo que hizo el centrocampista francés en la prórroga del partido. Él solo se comió al mejor centro del campo de la temporada. Ni Gundogan, ni Bernardo ni Fernandinho fueron capaces de frenar al jugador merengue.

La mejor final posible

El Real Madrid es el rey de la competición, de eso no hay ningún tipo de dudas. Es cierto que el AC Milan es el segundo club con más Champions League de la historia, pero no tiene tanta mística en la competición como el Liverpool. Tanto los 'reds' como los blancos tienen algo más que un idilio en esta competición. Anfield y el Santiago Bernabéu estarán en las gradas de París. Nadie podría pronosticar que el Real Madrid estuviese en la final de la Champions esta temporada, pero tiene algo en esta competición que no se puede explicar. ¿Ganarán la decimocuarta? Todo es posible con este equipo, pero el Liverpool es actualmente el hueso más duro de roer de Europa.

Alejandro Alonso
autor
Alejandro Alonso
Redactor de Bernabéu Digital y periodista por la UCM. Web, radio o televisión, lo importante es contar lo que pasa.