Yo también estoy harto del 'culebrón Mbappé'

Ahora sí, ahora no, ahora sí, ahora no...
22.04.2022 11:00 de Alejandro Alonso Twitter:    ver lecturas
Kylian Mbappé, PSG
Bernabeudigital.com
Kylian Mbappé, PSG
© foto de Getty/Uefa/Image Sport

Es muy repetitivo hablar del mismo asunto todos los días. "Mbappé está firmado", "Kylian renovará con el PSG", "su entorno habla con Al-Khelaifi o con Florentino". Esos titulares no hacen más que crear dudas entre los aficionados del Real Madrid y del PSG, la mayoría no tienen ninguna base periodística y ni mucho menos se atienen a factores o hechos reales y contrastados. Estoy harto del tema Mbappé porque sinceramente creo que un jugador que no ha renovado en los últimos cuatro años con ofertas multimillonarias no lo hará a poco más de cinco semanas de terminar su última temporada con el PSG. ¿Está firmado? No tengo ni la más remota idea, hay periodistas que dicen que sí que lo está y otros que afirman que puede renovar con el PSG. Que cada uno se fíe de quién quiera.

Jugar en el Real Madrid es algo muy especial para cualquier jugador del mundo. Seguramente jugadores como Modric, Marcelo, Kroos o Benzema hubieran percibido más dinero en cualquier otro club del mundo durante los últimos diez años, pero también es seguro que no hubieran ganado tantas Champions como lo han hecho en Chamartín. Eso puede llamar la atención de Mbappé, pero todavía podría renovar, ¿por qué no iba a hacerlo? Me mantengo en que creo que llegará al Santiago Bernabéu, pero en el mundo del fútbol lo inesperado es lo habitual. Sería un palo durísimo para millones de seguidores del Real Madrid, pero sin él se ganaron Champions y se seguirán ganando durante los próximos años. Claro, con él sería más fácil. 

Lo que quiere un servidor y millones de amantes del fútbol es que este culebrón se termine de una vez por todas. Que pase lo que tenga que pasar, pero si su futuro es blanco mucho mejor.

Alejandro Alonso
autor
Alejandro Alonso
Redactor de Bernabéu Digital y periodista por la UCM. Web, radio o televisión, lo importante es contar lo que pasa.