Zidane está en la misma situación que hace un año

Ni siquiera se habla de jugar bien al fútbol, que se da por descontado que el Real Madrid no lo hace, sino de ganar partidos
02.12.2020 15:00 de Alejandro Cascón Guerra Twitter:    Ver lecturas
Zidane está en la misma situación que hace un año
Bernabeudigital.com
© foto de Insidefoto/Image Sport

A Zinedine Zidane se le empieza a mover el asiento y no es para menos porque los resultados del equipo no están acompañando. Ojo, ya ni siquiera se habla de jugar bien al fútbol, que se da por descontado que el Real Madrid no lo hace, sino de ganar partidos. Objetivos, sumar puntos y dar la cara en los encuentros y competiciones correspondientes. Lo de ayer contra el Shakhtar no sorprendió en absoluto, porque es lo que lleva haciendo el equipo en los últimos años. ¿Problema de gol? Sí. ¿Falta de motivación y cansancio? También. Esos son los grandes problemas que tiene el cuadro blanco. El gol lo tapa todo. No es menos cierto que el Madrid ya defendía mal cuando estaba Cristiano Ronaldo. De hecho, eran muchos los partidos en los que el equipo tenía que remontar por encajar muchos goles. Pero ahí estaba el titán, que metía más goles que el contrario y el Madrid ganaba. Ahora está todo muy ajustado y un susto del rival hace que el Madrid tenga que ir por detrás en el marcador. Una mochila cargada de piedras que no deja a los blancos avanzar. 

La falta de motivación es evidente en el Real Madrid. En algunos jugadores lo viene siendo de temporadas atrás, cuando Solari –¡cuántos galones le echó!– apartó del equipo a los futbolistas que no estaban para jugar en el equipo. Zidane, con buena intención seguro, quiso recuperarlos, pero a la vista el nivel que dan. Lo cierto es que la situación se ha agravado en los últimos tiempos para el entrenador francés, que ha visto cómo se le cuestiona su puesto, tal y como lo estaba el año pasado cuando peligraba la clasificación, después de perder contra el PSG y empatar contra el Brujas, además de algunos resultados malos en Liga. Zidane goleó por 6-0 y logró revertir la mala situación. La sombra de Mourinho se esfumó. En este caso, si el técnico quiere seguir en el equipo tendrá que hacer piña con sus hombres, guardar bien la defensa y encajar los menos goles posibles, tal y como se hizo a final de la pasada Liga. Solo de esta forma seguirá vivo como entrenador.