Odegaard sí, Odegaard no

06.06.2020 16:30 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
Odegaard sí, Odegaard no

Si hay un asunto que le urge resolver al Real Madrid de cara a la 20/21 por encima de cualquier fichaje y obviando el capítulo de salidas, es el futuro de Martin Odegaard. La tesitura del noruego es delicada y ahora mismo, las paradojas de la vida le presentan como un 'bendito problema' más que la solución ideal en los tres cuartos del ataque pensando en la próxima temporada.

El jugador, lógicamente, quiere disfrutar del fútbol, y después de acumular interminables temporadas cedido de aquí para allá, solo quiere volver al Real en el caso de que Zidane le garantice el cronómetro con asiduidad. Pero el francés, listo donde los haya, pasa la pelota al club, y la patata caliente en forma de ventas enquistadas complican de sobremanera un mañana próximo del virtuoso en Chamartín. En un mercado famélico por la crisis y con una trupé de futbolistas acomodados mamando con buen sueldo del Madrid, los blancos encaran su segundo verano con la intención de barrer sin escoba. El abanico de centrocampistas que ahora mismo le cierran la puerta al 'txuri-urdin' es amplísima, y varios tendrían que salir. Ceballos, Asensio, Isco, Kubo, James, Brahim, Óscar Rodríguez... Para la posición del realista hay siete esperando su turno y salvo James e Isco, todos en su misma condición: jóvenes prósperos que codician un futuro triunfal con la casaca blanca. Aún saliendo el cafetero, la empresa es compleja donde las haya, y en las oficinas madridistas tendrán que ser malabaristas si quieren guardar el puesto de asiduo que exige el 'vikingo'. Si no, otro año en San Sebastián no amarga a nadie, y menos a la Real Sociedad, que en toda esta película se frota las manos viendo los aprietos de sus homólogos con tantos jóvenes entre manos a los que buscarles acomodo.