Sin goles y sin liderato: la crónica del Real Madrid - Rayo Vallecano

El Real Madrid vuelve al Santiago Bernabéu un mes después para recibir al Rayo Vallecano en una nueva jornada de la Liga EA Sports
05.11.2023 23:05 de Aitor Bris   ver lecturas
Real Madrid - Vallecano
Bernabeudigital.com
Real Madrid - Vallecano
© foto de Federico Titone/BernabeuDigital.com

El Real Madrid afrontaba un partido trascendental en una noche otoñal en el Santiago Bernabéu. El conjunto blanco necesitaba volver a la senda de la victoria y sumar los tres puntos para, de esta forma, recuperar el liderato que ostenta el Girona tras su victoria en el día de ayer ante Osasuna. Enfrente, un Rayo Vallecano que llegaba al coliseo madridista con poco que perder y mucho que ganar en un derbi especial para los franjirrojos.

También iba a ser un derbi especial tanto para la afición, que volvía un mes después al Santiago Bernabéu, como para Fran García, quien volvía a la titularidad tras estar varios partidos sin contar para Ancelotti. De hecho, estos fueron los once que pusieron en el verde tanto el técnico italiano del Real Madrid como Francisco para el Rayo Vallecano:

XI del Real Madrid: Kepa; Carvajal, Rüdiger, Alaba, Fran García; Camavinga, Modric, Valverde, Bellingham; Vinicius y Joselu.

XI Rayo Vallecano: Dmitrievski; Ratiu, Lejeune, Mumin, Pacha Espino; Unai López, Óscar Valentín, Pathé Ciss; Isi Palazón, Álvaro García y Raúl de Tomás.

Empezaba el partido con un Rayo esperando en campo propio e intentando salir con el balón jugado desde el inicio. El Real Madrid, por su parte, fue esperando al error de los de Francisco, y ese fallo llegó apenas con cinco minutos de encuentro disputado. Un despiste en un pase en defensa fue aprovechado por el ‘halcón’ Valverde que encaró hacia la portería de Dimitrievski, pero el meta macedonio supo situarse bien y aguantar al charrúa adivinando sus intenciones.

A partir de ahí se pudo ver a un Real Madrid más cómodo y con iniciativa con el balón. El equipo de Francisco estaba muy bien situado en los primeros compases del encuentro, pero la realidad es que en cuanto los de Ancelotti se fueron haciendo con la manija del encuentro apenas hubo acercamiento vallecano.

Pero en medio de ese control madridista llegó el gran susto del partido con la caída de Bellingham. El futbolista inglés estuvo atendido durante más de un minuto, pero finalmente pudo continuar. Y después de eso, dos internadas del Rayo Vallecano que no consiguieron inquietar a un Kepa que se mantuvo de espectador en el inicio del partido.

A partir de ahí nuevo dominio madridista en campo contrario, aunque sin crear el peligro necesario para inquietar la meta defendida por Dimitrievski. Hubo alguna falta que no terminó de ser precisa y alguna que otra ocasión a balón parado con un córner botado por Modric y que Alaba cabeceó sin ver puerta por muy poco. Más adelante, Joselu buscó el gol a través de un disparo cruzado que se marchó desviado de la meta del portero macedonio.

A punto estuvo de cumplirse la ley del ex a la media de hora de juego con Fran García, quien realizó una internada con balón. Sin embargo, recortó hacia fuera y al disparar ya estaba encimado por la defensa vallecana, yéndose muy desviado su disparo. Más adelante hubo una gran combinación con Camavinga y Joselu como protagonistas donde a punto estuvieron de conseguir ser precisos y desequilibrar el marcador. Precisamente el gallego tuvo una de las ocasiones más clara de la primera mitad con un disparo seco y teledirigido a la escuadra tras un jugadón de Vinicius que, sin embargo, Dimitrievski logró atajar tras volar en una de las paradas de la noche.

La segunda mitad inició siendo una prolongación de la primera, con el Real Madrid dominando y teniendo ocasiones, pero sin terminar de concretarlas. Primero con un Vinicius que con balón volvió a ser el desequilibrante de siempre, pero sin ser efectivo de cara a puerta. Más adelante fue Joselu el que se tiró a bocajarro para intentar marcar de cabeza tras una gran jugada y centro de Valverde.

Lo siguió intentando el Real Madrid a balón parada. Primero fue Alaba el que disparó, pero el tiro se marchó desviado. Después, también de falta, un centro de Modric que no consiguió encontrar receptor.

Vinicius también hizo levantar a la afición del asiento con algún quiebro e internada con sombrero incluido. Sin embargo, a la hora de disparar, el conjunto blanco seguía sin tener efectividad.

No obstante, el Rayo también tuvo sus ocasiones en la segunda mitad. Isi Palazón estaba inspirado y buscó el gol visitante a través del balón parado. Sin embargo, el equipo de Francisco llegaba a cuentagotas y sin tampoco encontrar esa efectividad que no se estaba viendo en ninguno de los dos clubes.

La ocasión más clara la tuvo Vinicius pasada la hora de partido, quien consiguió, al fin, marcar a Dimitrievski. Sin embargo, el tanto fue anulado por fuera de juego y es que el balón en un inicio era para Joselu, quien no consiguió recepcionar correctamente.

Llegaron los cambios con la entrada de Rodrygo y Kroos y el equipo ganó frescura hasta el punto de que el Rayo se vio más inquietado en defensa si cabe. Sin embargo, pasaban los minutos y el gol se resistía para los de Ancelotti.

Ancelotti gastó los cambios dando entrada a Nacho por Camavinga, provocando que Güler no hiciese acto de aparición en el verde tras ser convocado por primera vez en su historia en partido oficial con el Real Madrid. Y mientras tanto, el club blanco, a lo suyo. Intentando el gol a la épica en los compases finales.

Kroos lo intentó con un centro de falta que fue cabeceado sin mordiente. También se fueron al ataque futbolistas como Rodrygo, Joselu y Vinicius, que formaron un tridente de ataque que no consiguió percutir la portería de Dimitrievski. La más clara llegó en el descuento, con una gran triangulación que Vinicius golpeó de tacón, pero que no consiguió ver puerta.

Con este resultado el Real Madrid suma un único punto que no le sirve para seguir la estela del Girona, que vuelve a ser líder en solitario. Esta vez Bellingham no fue suficiente para rescatar los tres puntos. Unos puntos que se buscarán sacar el próximo miércoles en el Santiago Bernabéu para sellar la clasificación a octavos de Champions ante el Braga.