VALORS:LA GRANDEZA DEL MADRID EN MÚNICH FRENTE A LA PARVEDAD DEL BARÇA EN TURÍN

Corresponsal Internacional de As. Analista de "Estudio Estadio'. Ex Director de Comunicación Del Real Madrid. Autor de "El Método del Bosque".
 de Joaquín Maroto Twitter:   artículo leído 2108 veces
VALORS:LA GRANDEZA DEL MADRID EN MÚNICH FRENTE A LA PARVEDAD DEL BARÇA EN TURÍN

Ha sido una jornada de Champions perfecta para hablar de los 'valors'. Los valors del Barcelona quedaron reflejados en su entrenador, Luis Enrique, cuando, vencido y desarmado, dijo al final del partido en Turín que lo que había pasado era "algo muy triste y muy grave". Justo los valors contrarios del Madrid, que se vino arriba en Munich frente a un resultado adverso, sacó a pasear su historia y su orgullo y remontó un partido que en Cataluña ya le daban por perdido. La actitud de Luis Enrique, dando por imposible una eliminatoria con un 3-0 en contra, es impropia del Madrid. En el Madrid echaron a un entrenador, Schuster, por falta de fe. Y a Zidane le obligaron a rectificar cuando dijo eso de "la Liga está imposible" apenas una semana después de relevar a Rafa Benítez en el banquillo. En el Real Madrid la palabra derrota está prohibida, salvo que ya sea un hecho consumado. En el Barça la palabra derrota es un término preventivo, que se usa para poner la venda antes que la herida. Esta es la gran diferencia entre ambos clubes. Y es una diferencia que llevan en el ADN.

En sólo esos dos partidos de Champions, el de Turín y el de Múnich, se resumen las diferencias entre el Barça y el Madrid. De siempre, históricamente, el Barcelona ha sido un equipo que sólo ha dado pedales cuesta abajo. El Madrid, sin embargo, da más pedales cuanto más empinada es la cuesta. Salvo en los años del llamado 'Dream Team', y en la resaca que quedó con Messi, el Madrid siempre ha creído más y mejor que el Barça. Incluso cuando en el Barcelona han jugado los mejores. El Madrid ofrecía a los García, los Isidro, los Camacho..., mientras que en el Barça jugaron (y aún queda uno) tres de los cinco mejores futbolistas de la historia: Maradona, Cruyff y Messi. Pues bien, como sabe todo el mundo el Madrid tiene 11 Copas de Europa y el Barça menos de la mitad, cinco.

Para ganar 11 copas de Europa hace falta algo más que suerte y equipo. Hace falta corazón, capacidad para superar las adversidades, y unidad de propósito. Esto lo tiene el Madrid. Por eso es el Rey de la Champions. Si el Madrid hace cosas como remontarle al Bayern en Múnich es porque tiene ese registro en su ADN. Ni el entrenador del Madrid ni ninguno de sus jugadores diría "es muy triste y es muy grave" si perdiera 3-0 en Turín o en Múnich. Lo que dirían es "falta el partido del Bernabéu y vamos a darlo todo para remontar la eliminatoria". Pero claro, ahí están precisamente la grandeza del Madrid y la parvedad del Barça, que por otra parte se pueden comprender: en el Madrid están hechos a intentar la remontada en cualquier escenario y ante cualquier rival; en el Barça es imposible, salvo que les pongan otra vez a Aytekin... 

Joaquín Maroto  @AS_Maroto
Corresponsal Internacional de As. Analista de "Estudio Estadio'. Ex Director de Comunicación Del Real Madrid. Autor de "El Método del Bosque"