Varane y Casemiro, ¡qué injusto es el fútbol!

13.08.2020 21:00 de Javier Morales Twitter:    Ver lecturas
© foto de J.M.Colomo
Varane y Casemiro, ¡qué injusto es el fútbol!

Tras los convulsos días que acontecen una eliminación europea sin precedentes en la 'Era Zidane', es necesario analizar cada una de esas críticas que el bloque madridista ha recibido con detenimiento, especialmente en lo que acontece a Raphaël Varane, un jugador moderno de esos que ya no quedan y a Carlos Henrique Casemiro, heredero del sentimiento de lucha madridista.


Porque imaginen fichar por el Real Madrid con 17 años, tras haber debutado en la Ligue 1 y por deseo expreso de Zidane, haber ganado todo lo que el joven francés ha ganado a lo largo de su corta carrera en el mundo del fútbol, tanto a nivel de clubes como a nivel internacional, y escuchar que es un jugador sin personalidad que necesita a un central con experiencia a su lado. No se equivoquen, una persona sin personalidad futbolística no habría sido capaz de llegar a ser ni un cuarto de lo que el ex del Lens ha sido. Claro está, que la tranquilidad que aporta un central de la talla de Sergio Ramos, situado entre los mejores de la historia, cuando juega a tu lado no tiene comparación pero Varane hace tiempo que salió del nido de los jugadores sin experiencia y ha demostrado en sobradas ocasiones que es más que capaz de destacar en una de las mejores generaciones madridistas de la historia.


Y es que dos fallos puntuales,(de los primeros que muestra el férreo central) no manchan una trayectoria exitosa labrada a base de trabajo y talento que se han visto reflejados en varias finales europeas e internacionales, comandando un combinado francés que ya forma parte de la historia.
A parte del madridismo, en mas de una ocasión demostrado, de un jugador que ha antepuesto el escudo y las ganas de triunfar de blanco a grandes ofertas de clubes económicamente muy poderosos.


Una vez cerrado el tema del magnífico central de presente y futuro del Real Madrid, toca hablar de otro 'culpable', que no es otro que Carlos Henrique Casemiro. El timón brasileño, que ha cuajado una de las mejores temporadas que se le recuerdan, falló en un momento clave de la temporada, el partido ante el Manchester City, donde destacó más por errores que por aciertos.

Sin embargo, igual que en el caso del francés, el centrocampista ha rendido a un nivel espectacular desde que vistió la camiseta blanca, haciéndose indiscutible y pieza clave en el esquema de un equipo 4 veces campeón de la Champions League. Casemiro es, a día de hoy, el mejor centrocampista defensivo del planeta y, como sucede con Varane, no se le debe juzgar por un mal partido. Es el heredero de un sentimiento de lucha y sacrificio hasta el final, siempre representado en la elástica blanca y bien acogido en el Bernabéu.


Es por ello necesario tener en cuenta que justo ambos dos son presente y futuro del Real Madrid, representantes de una generación que quedará para la posteridad y llamados a liderar el próximo equipo que se ha de formar a corto plazo dado el envejecimiento de la plantilla.