Zidane deberá enfrentarse a sus fobias

13.08.2020 11:20 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
Zidane deberá enfrentarse a sus fobias

Que Zinedine Zidane le ha dado mucho y muy bueno al Real Madrid es un hecho ineludible, pero tampoco deben maquillarse los capítulos más oscuros del técnico marsellés que han privado al club y a sus aficionados de jugadores queridos. El francés, ante el que casi la plantilla al completo se genuflexiona por pura admiración futbolística, ha hechizado al vestuario y de sus malabares pasados con el balón ha forjado la confianza y el respeto con sus pretorianos. Pero también hay otras tantas tomas suprimidas del cuento final que son parte de la misma realidad. Durante sus dos etapas de blanco, 'Zizou' ha tenido desencuentros con varios jugadores, como por ejemplo, James, Ceballos o Reguilón. Incomprensibles a todas luces salvo que dé una explicación -cosa que no va a hacer-, y que ponen de manifiesto que cuando el problema es con más de uno, a lo mejor nace de uno mismo. Nadie sabe qué sucedió con futbolistas que nada tienen que ver con la desfachatez y nula profesionalidad de Gareth Bale para acabar denostados, y algunos de ellos han visto truncado un futuro en Concha Espina por la influencia del entrenador.

Ahondando en los ejemplos, James ni aparece entre los llamados a filas en la gran mayoría de partidos, y cuando lo ha hecho recientemente como en Anoeta, ha sido contra todo pronóstico, sin rodaje y como extremo diestro, en una especie de penitencia para el colombiano por vaya usted a saber. Lo cierto es que si por Zidane fuera, el cafetero ya llevaría una temporada triunfando en la barriada vecina con tal de no tenerle cerca, y sea donde sea que acabe este verano, al menos otro equipo podrá gozar de su caudal irreductible de talento desaprovechado. Mención a parte también merece el caso de Reguilón. De lo mejor del Real en la nefasta 18/19, no encandiló a 'ZZ', que prefirió fichar a su compatriota Mendy. Todo un acierto, hay que decirlo, pero con el rendimiento que ha demostrado el lateral español en los dos últimos años en comparación con el de Marcelo y la edad del brasileño, lo normal sería que volviese más pronto que tarde y que nunca se hubiese ido por su ferviente rotura del cascarón. También está el caso de Ceballos, quien todo apunta que regresará esta temporada para oxigenar la medular porque Modric no está para muchos trotes. El utrerano tuvo que exiliarse a Londres porque no llenaba al banquillo, pero si ahora vuelve, Zinedine estará obligado a enfrentarse a sus fantasmas para darle minutos con asiduidad. La historia la cuenta el que gana, pero es mejor despojarse del sesgo y relatarla completa.