Olimpia Milano 81-76 Real Madrid: descalabro blanco ante Ettore Messina

Los madridistas acusaron unos primeros cuartos de muy bajo nivel, y la victoria se quedó en Italia con una exhibición de Shavon Shields
08.02.2024 22:23 de Diego Rivero Mosqueda   ver lecturas
Real Madrid de baloncesto
Real Madrid de baloncesto
© foto de Iván del Dedo Martín

Nueva derrota del Real Madrid de baloncesto, esta vez frente al Olimpia Milano. Los tres primeros cuartos fueron muy malos, y se remontó por completo el marcador adverso a final del tercero y durante el cuarto. Aun así, no fue suficiente, ya que la desventaja fue tan amplia, que el cansancio hizo mella justo en los últimos minutos, cuando más se necesitó claridad y definición en el ataque.

Los primeros minutos del Real Madrid ante Olimpia Milano comenzaron de una forma excelsa, y es que la vuelta de Edy Tavares fue la mejor noticia. Tampoco pudo empezar de mejor manera: gancho y dos puntos iniciales. Si bien Mario Hezonja erró un triple liberado en la esquina, Facundo Campazzo sí pudo anotarlo desde el mismo lugar en la jugada siguiente. El parcial blanco hasta el tiempo muerto de Ettore Messina fue de 5-12, y es que los madridistas salieron a arrasar. Aunque, eso sí, los italianos no dijeron su última palabra, y gracias a varias intervenciones de grandísimo nivel por parte de Shavon Shields, y un baloncesto muy dinámico, le dieron la vuelta al marcador (20-19). En este momento, y con los de Chus Mateo algo noqueados, el fin del cuarto se pidió como agua de mayo.

No mejoró de cara al segundo periodo, con una gran desconexión por parte de la defensa más que del ataque. Los siete triples de Olimpia Milano fueron la principal razón por la que los blancos no reaccionaron. Por otro lado, la inclusión de Guerschon Yabusele tampoco ayudó para sostener al equipo en la zona. El mejor en cualquier caso fue Tavares, que pese a venir de lesión, mostró una muy buena cara, además de un gran entendimiento sobre el contexto del encuentro. Tampoco se cerró el rebote defensivo, y el que primero reaccionó, pese a que el descanso estaba a la vuelta de la esquina, fue Hezonja con un buen triple prácticamente en caída. Aun así, no hubo reacción y todo estaba por decidir tras el paso por vestuarios. 

El tercer cuarto comenzó de una forma algo más positiva, todo gracias a Hezonja, y es que el croata fue el más acertado en ataque, a la vez que se empeñó en defensa lo máximo posible. Por su parte, parecía que el Real Madrid no se tomó del todo en serio este partido debido a la clasificación en Euroliga, pero las sensaciones fueron muy malas en cómputo global. Un triple de Gabriel Deck despertó el ataque madridista, pero se volvió a lo de siempre: pocas ideas en ataque y mala fluidez de balón. A medida que los blancos se acercaban en el marcador, los italianos consiguieron darle la vuelta cada vez, y es que las rotaciones propuestas por Chus Mateo no funcionaron del todo. Eso sí, quedaban diez minutos y con todo por decidir, pues la desventaja "solo" era de 12 puntos.

El último cuarto prosiguió con su guion habitual, y es que el Real Madrid intentó jugar rápido cada posesión, pero sin éxito alguno. Los puntos anotados fueron en jugadas prácticamente aisladas, o en destellos de calidad individual, pero el grupo palideció en general. Sin embargo, fue el Chacho Rodríguez quien encendió la ofensiva blanca, y estos se pusieron a solo siete puntos, una cantidad ínfima para lo que había sido anteriormente. Incluso Yabusele colaboró en ataque con buenas acciones dentro de la zona, mientras que la aportación de Dzanan Musa en defensa también fue digna de mencionar. El carrusel de tiros libres benefició a los madridistas, que se tomaron con calma los ataques en estos minutos finales. No fue suficiente, y es que las malas decisiones condenadon al equipo.