Real Madrid 91-75 AS Mónaco: la apisonadora madridista no encuentra rival

Se acaban los calificativos para describir los partidos del conjunto blanco, que sigue con mano firme e imbatido tanto en España como en Europa.
16.11.2023 22:59 de Iván del Dedo   ver lecturas
Real Madrid - Monaco
Real Madrid - Monaco
© foto de Iván del Dedo Martín

¡Final en el WiZink Center! Tras el primer choque de esta doble jornada de Euroliga, del que el Real Madrid de baloncesto salió victorioso ante el Valencia Basket, por supuesto, y en una semana con tres partidos, los merengues se han enfrentado a un Mónaco que ha comenzado la temporada con una buena dinámica y que ha llegado al Palacio en 4ª posición.

Por ahora, a este Real Madrid no hay equipo que lo pare. Sonará a tópico, podrá ser gafe, pero es increíble lo enchufado que está el equipo de Chus Mateo. Y lo demuestra desde el primer minuto. Mónaco, que no ha salido mal al partido y ha intentado acelerar el juego, se ha visto sobrepasado por un Musa hoy con una chispa especial que ha anotado 14 puntos en estos minutos. Esa es otra, en este equipo blanco cada día, al menos, sobresale con brillantez un jugador. Y con una rotación que sea regular, eso es oro. Enfrente, aunque sin mucho acierto, sólo ha estado Mike James, como casi siempre. Pero en este primer cuarto ha sufrido con su propio desacierto, se ha llevado un tapón de Tavares y en defensa ha sufrido mucho en los cambios. Además, se ha ido tocado faltando 4 minutos de cuarto, aunque ha vuelto en el siguiente.

El guion del segundo asalto no ha cambiado demasiado. Bueno, o sí, pero más a favor del equipo madridista, porque ha comenzado la magia del ‘Chacho’ y su brillante conexión con Poirier. Los dos se entienden, se buscan y hacen disfrutar al Palacio, que ya encendido ha rugido después con tres mandarinas de Llull brillantes. De las suyas. Las de siempre. Y a partir de ahí, aunque con un bache defensivo al final, el Madrid se ha disparado hasta los +14 con un gran juego coral.

Tras el paso por vestuarios, los madridistas han seguido divirtiéndose a ritmo del ‘Facu’ y de Musa, con posesiones trabajadas en busca del hombre libre, con fluidez y paciencia, un porcentaje exterior cercano al 50% y subiendo, además, el nivel defensivo. Los monegascos, con razón, no han podido seguir el ritmo y pasada la mitad del cuarto se han dejado ir.

El último asalto, al que el Madrid ha entrado 30 puntos arriba y con todo vendido, ha sido para sentarse tranquilamente, pensar en el momento que están viviendo los blancos y disfrutar. Aunque, eso sí, los de Chus Mateo ya han entrado algo fríos al cuarto y erráticos, sin jugar muchos sistemas y queriendo hacer del perímetro la pista de baile. De hecho, los primeros puntos han llegado a los cinco minutos de juego, con un parcial de 2-11 favorable a los visitantes. Poco ha importado, de todas formas, porque los merengues han sabido navegar para llevarse una victoria más, aunque sin la gran diferencia que habían generado en los anteriores cuartos y sin alcanzar los 100 puntos, que parecían factibles. 

El siguiente encuentro del Real Madrid de baloncesto se disputará el próximo domingo 19 de noviembre a las 12:30 ante el Unicaja en la Liga Endesa.