UCAM Murcia 73-61 Real Madrid: la ACB cerró la victoria murciana

Los madridistas fueron inferiores hasta el tramo final del encuentro, cuando los árbitros hicieron acto de presencia para favorecer a los locales
14.01.2024 14:27 de Diego Rivero Mosqueda   ver lecturas
Real Madrid de baloncesto
Real Madrid de baloncesto
© foto de Marcos Braojos

El Real Madrid cedió en un encuentro lleno de locura frente a UCAM Murcia, y es que los madridistas acusaron el cansancio de estas últimas semanas. También, las bajas por lesiones tampoco ayudaron, y Guerschon Yabusele tuvo que salir de pivot para sustituirlas, algo que no salió muy bien. Por otro lado, los murcianos cosecharon un gran partido en cómputo global.

Primeros minutos erráticos del Real Madrid frente a UCAM Murcia, aunque Mario Hezonja fue el principal protagonista, pues todas las posesiones pasaban por sus manos. Quien sí falló varios tiros liberados fue Yabusele, que pudo aportar una gran ventaja a los madridistas, pero erró todos sus lanzamientos. Los murcianos forzaron cinco pérdidas casi consecutivas de los blancos, muy nerviosos de inicio y sin soluciones ante la presión a cancha completa de los locales. Pese a las buenas selecciones de tiro del alapívot francés, ninguno entró, y se preparó Gabriel Deck para entrar en el puesto de tres. Por su parte, los cambios de Chus Mateo ofrecieron un mejor papel, aunque las sensaciones eran malas para terminar este cuarto.

Ya en el segundo periodo, las pérdidas se mantuvieron, así como el error continuo en los tiros de tres. Ocho ya en apenas 13 minutos, y el que dejó una jugada de estrella fue Hezonja, con un tapón a la carrera que intentó levantar al equipo, pero sin suerte. Con el ataque espeso, el Real Madrid no estaba bien físicamente para disputar el partido, y es que el calendario no perdonó durante este mes de enero. Los locales completaron dos cuartos fantásticos, con lanzamientos muy claros que, sumados a una buena defensa y una ofensiva muy limpia ante el equipo merengue, donde la única esperanza blanca era Fabien Causeur, más activo en ataque.

Tras el paso por vestuarios, las primeras intervenciones no cambiaron apenas las sensaciones que se traían de antes. Y por fin se anotó un triple, obra de Hezonja, aunque UCAM estaba ya lejos, a 12 puntos. Posteriormente, le siguió Yabusele, y con varias acciones positivas y consecutivas, y el Real Madrid se puso a seis unidades, cuando, por juego, la distancia podría haber sido mucho mayor. El parcial de 2-14 fue muy claro, y la remontada estaba muy cerca. Sin embargo, se necesitó un acierto mucho mayor en cada tiro abierto, ya que esa fue la clave de la mejor cara madridista en este tercer cuarto. Y llegó el empate gracias a otro tapón en transición defensiva del croata, para que Causeur ejecutase desde la esquina un lanzamiento que dejó mudo al pabellón.

Al comienzo del último cuarto se puso el Real Madrid por delante por primera vez en el encuentro, y es que la lucha de los blancos fue encomiable. También una mejora en su acierto, sin ello habría sido imposible. UCAM, por su parte, bajó su nivel ofensivo, y falló canastas relativamente sencillas, pero los madridistas tampoco mantuvieron el nivel del final de tercer periodo, por lo que el marcador no se movió en exceso. Encuentro loco con múltiples alternancias en el marcador, tanto por parte local como visitante. Último minuto con todo por decidir, aunque Rodions Kurucs anotó en su lanzamiento para dejar solamente dos posesiones por jugarse. En la siguiente, Facundo Campazzo perdió el balón al intentar un pase interior, y todo se decantó para los locales. Y tampoco ayudó la antideportiva que se inventó el árbitro, aunque el karma del baloncesto y la corrupción salió a pista para hacer fallar los dos tiros libres, aunque la victoria se la quedaron los de Sito Alonso con bastante polémica al final.