Otro exmadridista se plantea volver a jugar tras haberse retirado

03.07.2020 23:33 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
© foto de Antonello Sammarco/Image Sport
Otro exmadridista se plantea volver a jugar tras haberse retirado

Después de la vuelta al fútbol de Robben de la mano del Groningen, ahora otro neerlandés y ex del Real Madrid también podría volver a atarse las botas en la Eredivisie. Se trata de Wesley Sneijder, que tras haberse retirado podría jugar para el Utrecht, club de su ciudad en el que nunca ha estado. Sin embargo, tiene un palco en el estadio y mantiene buenas relaciones con la directiva. El director técnico Jordy Zuidam ha confirmado el interés a la tevisión NOS: "Hemos hablado de su posible regreso, depende de él. Ahora tiene tiempo para decidir si le gusta la idea, pero un Sneijder en buena forma puede ser interesante". Mientras tanto, el jugador ha hecho lo propio con un grupo de aficionados que le pidieron que firmase: "He hablado con Jordy (Zuidam) sobre el asunto y me lo voy a pensar".

"En el Real Madrid, el vodka era mi mejor amigo"

Un exmadridista ha protagonizado una de las confesiones más sorprendentes. El exfutbolista holandés Wesley Sneijder ha escrito su propia autobiografía, que saldrá a la venta este próximo viernes 26 de junio, aunque en Holanda ya han filtrado algunos de los contenidos de dicho libro como por ejemplo el mayor problema que tuvo el neerlandés durante su etapa en el Real Madrid.

"Era joven y apreciaba el éxito y la atención. Pero algo debe haber salido mal allí. No había drogas, pero sí alcohol y rock and roll. Me acostumbré a vivir como una estrella. Eres adorado como jugador del Real Madrid. Todo lo que comes está cubierto con la capa de amor. Ibas por la calle, gastaba miles de euros y pagaba cosas a la gente. No puedo decir que me privara de nada. Jugué bastante bien, pero dijeron que podría haberlo hecho aún mejor. No me di cuenta de que la botella de vodka se había convertido en el mi mejor amigo. Físicamente, ni siquiera me di cuenta. Al día siguiente me despertaba como si nada hubiera pasado. Seguí jugando, pero cada vez peor y claramente menos concentrado. Mi actitud no era digna del Real Madrid. Me mentía a mi mismo diciendo que todo iba bien y me aferré a mi inteligencia futbolística. Me hundí físicamente. Corría menos, lo escondí mucho con mi técnica. También pensé que nadie lo notaría", explica Sneijder.