David Alaba desvela a Toni Kroos cómo fue su fichaje por el Real Madrid

Los futbolistas blancos conversan en el programa del mediocampista acerca de sus inicios en Alemania
14.10.2021 23:09 de Jorge Cascón   ver lecturas
David Alaba, Real Madrid
David Alaba, Real Madrid

David Alaba y Toni Kroos coincidieron en el Bayern Múnich durante unas cuatro temporadas. El conjunto bávaro tiene bastantes similitudes con el Real Madrid, y su relación ha hecho que a lo largo de los años se hayan visto varios movimientos entre ambos equipos. Siete años después, ambos vuelven a coincidir en un vestuario, y parece que su relación es más que buena. Alaba ha acudido al podcast 'Einfach mal Luppen', de Toni y Félix Kroos. 

Amor por el Real Madrid

David Alaba era consciente de la jerarquía que tenía en el equipo de la Bundesliga, por lo que, en caso de salir, no sería a cualquier equipo: "Expliqué mi punto de vista una y otra vez y expuse mis motivos. Es cierto que también tuve otras ofertas. Pero tuve claro relativamente pronto que, si dejaba el Bayern de Múnich, solo había un club al que quería ir", reconoció a su compañero de equipo.

El pasado en la Bundesliga

En cuanto a su llegada a Baviera, ambos jugadores coinciden: "Tuve ofertas para hacerme un contrato profesional del Austria de Viena y de otros clubes de la primera división de mi país", aseguraba Alaba. "Después de esa temporada me fui al filial del Bayern. Yo quería ir a Inglaterra y ya tenía ofertas allí. Pero el Bayern no se rindió y me dijo: 'Ven y echa un vistazo'. Fuimos a Säbener Strasse. A partir de ese momento, me enamoré de inmediato y tomé la decisión con relativa rapidez", a lo que Kroos contestó: "Siempre el mismo truco, eso es lo que hicieron conmigo. Nos invitaron, nos enviaron al hotel Bayerischer Hof y luego a ver la Champions League. Ya no se podía decir que no", reconoció el centrocampista germano. 

La buena relación entre ambos se vio cuando ambos comenzaron a bromear. Alaba comparó el estado físico de Toni con respecto a su etapa en el Bayern, y dijo: "En Múnich no te veía en el gimnasio con regularidad. Bueno, digamos que no te veía nunca. En mi primera semana en Madrid lo vi todos los días. Me iba al baño turco y entraba Toni. En la segunda semana le vi ahí con una pelota de ejercicio gigante, haciendo abdominales. Le pregunté que qué le pasaba. En la tercera semana entré al baño turco y ahí estaba otra vez. Con pesas. Ya no pude contenerme y le pregunté: "Anton, ¿qué te ha pasado en los últimos siete años?", sentenció el central austríaco.