CRÓNICA - Precisión, solidez y a cuartos a por la Champions

16.03.2021 22:54 de Daniel Cayetano Twitter:    Ver lecturas
Real Madrid-Atalanta
Bernabeudigital.com
Real Madrid-Atalanta
© foto de www.imagephotoagency.it

Zinedine Zidane probó nuevamente, igual que frente al Elche, con el sistema 3-5-2 con tres centrales (Ramos, Varane y Nacho) y dos carrileros (Mendy y Lucas) para tratar de contener las acometidas de una Atalanta que comenzó fuerte. Los italianos se esforzaron y pelearon desde el primer minuto con una presión alta y con buenas internadas de gran peligro que los blancos supieron contener. Quince minutos tardó el Real Madrid en apoderarse del balón con largas posesiones. Los merengues dieron un susto importante tras una gran salida al contragolpe que terminó con un tiro de Vinicius taponado por la defensa visitante. Pasó la primera media hora con un conjunto madridista muy dominador, muy contundente y sólido atrás hasta que un error de Sportiello provocó el tanto de los de Zidane.

El arquero de la Atalanta regaló un balón a Modric en la frontal que aprovechó el croata para colarse en el área y cederle el gol a Benzema que estaba solo en el segundo palo. Ya por delante en el marcador, los blancos aguantaron hasta el descanso llevando la iniciativa del juego y sin conceder ocasiones al rival que veía como se frustraban cada uno de sus ataques.

En el segundo tiempo, Gasperini metió a su estrella, Duvan Zapata, para tratar de remontar y poner en aprietos a los de Zidane que siguieron muy sólidos en defensa. Courtois siguió sin intervenir gracias al gran trabajo de la defensa. Con el paso de los primeros minutos del segundo periodo, la Atalanta fue creciendo, riñéndole la pelota al Madrid que pasó al contragolpe. Avisó Vinicius con una internada maravillosa en la que fue esquivando rivales a su paso hasta plantarse solo ante Sportiello. Sin embargo, en lo más fácil, el brasileño falló y su disparo se marchó fuera en una mala definición a solo ocho metros del portero.

Pero era un aviso de lo que vendría después. En otra jugada fantástica, Vini provocó un penalti tras ser derribado en el área por el último defensor. Un penalti que resolvió a la perfección don Sergio Ramos. Con el 2-0 salió el capitán para dar entrada a Militao y la Atalanta siguió peleando y empezó a complicarle la vida a Courtois que tuvo que intervenir ya seriamente en dos ocasiones. Con los italianos arriba, el Madrid empezó a tener espacios para correr a la contra. Tras una gran jugada por la derecha, Benzema tuvo el tercero, pero su disparo lo paró el portero visitante y su rechace se estrelló en el poste. Rodrygo, que entró por Vinicius, también dispuso de una gran ocasión, pero no logró poner el balón a segundo palo. Se sucedían las ocasiones y Zapata pudo recortar distancias en un mano a mano que Courtois resolvió de forma sobresaliente.

Solo Muriel pudo batir al belga con un golpe directo sensacional a la escuadra. Llegó a rozar el balón el guardameta merengue, pero ese disparo iba muy bien colocado y muy fuerte. Sin embargo, por si había alguna duda, Asensio, que había entrado por Valverde, se encargó de disiparlas todas al minuto siguiente del gol visitante. Contragolpe bien llevado, balón en el área para el balear que desde la izquierda batió bien por bajo a Sportiello en el primer balón que tocaba sobrepasado ya el 84'. Rodrygo pudo completar la manita; pero finalmente, el marcador no se movió y el duelo acabó con un 3-1 fantástico que sirve para pasar de ronda. ¡El Real Madrid está en los cuartos de final tras una fantástica actuación basada en la precisión y la solidez defensiva!