EL DIFICIL RELEVO DE IKER

 de Juan Carlos Rivero Twitter:   artículo leído 2060 veces
EL DIFICIL RELEVO DE IKER

Iker Casillas dijo adiós al Real Madrid un día de julio de 2015. Fue una despedida triste en la que hubo poca coordinación entre portero y club. Atrás quedaron 18 años en la entidad, 5 como capitán, tres Champions, dos Copas del Rey, cinco ligas, y un sinfín de antológicas paradas de un guardameta que basó su método en el instinto. Que basa, porque sigue en activo. Ya en su fase final Mourinho le buscó sustitutos que no cuajaron. Apareció Adán, el actual portero del Betis, y lo intentó más en serio con Diego López, que acabó dejando el Madrid después de un calvario en medio de la tormenta desatada por la suplencia de Casillas, y el tremendo ruido organizado por los que le querían y los que no.

En 2014 llegó Keylor Navas. Siendo un buen portero desde el principio parecía que no era el jugador top que cabe imaginar en la portería del Madrid. Venía avalado por su buen trabajo en el Levante, donde repelió remates desde todas las posiciones, especialmente a bocajarro. Sin embargo, un año después esperaba en un avión junto a su mujer el despegue hacia Manchester, consecuencia de un intercambio que debía acabar con De Gea en el Real Madrid. Pero sucedió aquel extraño episodio del fax, la documentación no se registró a tiempo y por minutos De Gea se quedó en el United mientras Keylor se bajaba del avión en Barajas. Era una calurosa noche de agosto, la última del mercado de verano.

Keylor ha alternado buenas rachas, como la de ser el segundo portero con mayor número de partidos imbatido Champions, con fallos clamorosos. En su haber, el convertirse en el primer futbolista costarricense en ganar la Champions. Cierto que tuvo su momento en el Madrid, pero las lesiones, sale a una por temporada, y su irregularidad ha sembrado de dudas la portería del campeón de Europa. Tampoco Kiko Casilla ha conseguido ni discutirle el puesto a Navas, ni ofrecer signos de fortaleza para sus sustituciones, aunque sería una gran injusticia achacar a los porteros del Madrid su irregular rendimiento actual en juego y resultados. Así que con Keylor y Casilla en duda, la necesidad de contar con un portero top parece fundamental. Porque esa es otra. Puede que haya unanimidad en que Keylor es un buen guardameta, pero no en considerarle entre los diez mejores del mundo. El Madrid estaba acostumbrado a otra cosa. Y si no, que se lo pregunten a Iker.

Por eso varios frentes están abiertos. Uno de ellos es Kepa. El jugador no ha renovado con el Athletic, aunque acaba contrato en Junio de 2018. A partir del 1 de enero puede negociar libremente con cualquier club. Es un portero de futuro con el que el Madrid cuenta. Se habla incluso que el conjunto blanco estaría dispuesto a traerle en invierno, previo desembolso de una cláusula de 20 millones, y también que habría negociado con el jugador el pago de una prima de fichaje, 16 millones de euros, para garantizar su traspaso el verano que viene cuando quede libre. Otra opción es Courtois. El portero belga del Chelsea tampoco ha renovado y acaba contrato en junio del año que viene. Las conversaciones entre ambas partes datan de hace bastante tiempo. El que fuera guardameta del Atlético de Madrid quiere regresar a España no sólo por motivos profesionales, también personales. Tiene a sus hijas en Madrid y desea vivir cerca de ellas. Las dos opciones parecen buenas. Courtois es un jugador más experimentado, Kepa tiene un gran futuro por delante. Ambos colmarían las necesidades blancas: las de contar con porteros de garantías. Guardametas que se acercan al nivel que Iker dejó y que ahora no alcanza nadie.

Juan Carlos Rivero  @JCRIVEROTV
Periodista con tres décadas en la profesión. Narrador de los partidos de la selección española en TVE. Mundiales, Eurocopas, Juegos Olímpicos y Champions. Dirige y presenta Estudio Estadio en Tdp
rivero