El regreso de Zidane ha alterado los planes de futuro del Real Madrid

16.05.2019 15:00 de Sandro Herves Garrido Twitter:    Vedi letture
© foto de Imago/Image Sport
El regreso de Zidane ha alterado los planes de futuro del Real Madrid

El regreso de Zinedine Zidane ha alterado los planes que tenía el Real Madrid para su plantilla de cara al futuro. El entrenador francés no ha cambiado en su idea de fútbol, sus decisiones lo demuestran. No ha variado un ápice en sus ideas. Nada más llegar se ha cargado a Dani Ceballos y Marcos Llorente, dos futbolistas que cero culpa han tenido de la desastrosa temporada, ha vuelto a confiar en futbolistas como Marcelo, a años luz de su mejor nivel y tampoco confía en Reguilón, que había rendido a un nivel muy aceptable esta temporada. 

En el club no tenían previstas las salidas de Llorente y Dani Ceballos este verano, los españoles formaban parte del proceso de 'españolización' de la plantilla y de futbolistas jóvenes con gran proyección, así se ha demostrado esta temporada, que han rendido mejor que en la anterior. Sin embargo, la vuelta de Zizou lo alteró todo. Si ha confiado en Fede Valverde, un futbolista que le ha llenado más, desde el inicio, tal vez recordándole a Mateo Kovacic por su trabajo en mediocampo y su capacidad de asociación. 

No hace falta que hable sobre James Rodríguez. La posible vuelta del colombiano está totalmente descartada salvo que cambie mucho la situación, el cafetero nunca fue del gusto de Zizou y nada hace creer que las cosas vayan a cambiar. Tan sólo va a ceder en el tema de la portería, donde el club si ha impuesto su criterio: Courtois por delante de Keylor Navas, y que nadie descarte que se salga con la suya, es decir, que Luca Zidane sea el suplente, un meta que no ha marcado grandes diferencias ni en la división de bronce y que debería salir cedido o traspasado este verano. La directiva y los técnicos del club pretendían que fuera Lunin el suplente del belga, que fuera haciéndose en el equipo blanco, pero, la decisión del técnico puede hacer variar los planes con el ucraniano en el que se tienen depositadas muchas esperanzas para la portería.