EL TORTAZO DEL MADRID EN LA SUPERCOPA VIENE BIEN PARA QUE ABRA LOS OJOS

16.08.2018 23:30 de Ulises Sánchez-Flor Twitter:   artículo leído 18159 veces
EL TORTAZO DEL MADRID EN LA SUPERCOPA VIENE BIEN PARA QUE ABRA LOS OJOS

Hace un año el Real Madrid de Zinedine Zidane cerró la pretemporada con brillantes actuaciones ante el Manchester United de Mourinho para ganar la Supercopa de Europa y el Barcelona, del recién llegado Ernesto Valverde, con la consecución de la Supercopa de España. La ola de euforia se instaló en el club y decidió que no había que fichar más jugadores pese a que habían salido Pepe, James, Mariano y Morata. A esa ola se subió el éxito histórico de haber sido el primer equipo que ganaba dos Champions seguidas y el proyecto iba rodado porque la apuesta era firmar a jóvenes futbolistas (Ceballos, Borja Mayoral, Vallejo, Marcos Llorente…) con los que se imponía la moderación en el gasto y un once que era la envidia de toda Europa.

Ernesto Valverde fue duramente criticado en Barcelona, sobre todo, por la imagen que ofreció su equipo en los dos partidos contra el Real Madrid en la Supercopa y se decía, poco más o menos, que no se comería el turrón. Dolió mucho la salida de Neymar y se veía como una utopía que el nuevo entrenador fuera capaz de armar un equipo capaz de mirarle a la cara al Real Madrid. Lo reconoció hasta Piqué -el azote del madridismo-, que manifestó que el Real Madrid era superior. La temporada ya saben como acabó. Con el Barcelona de Valverde campeón de Liga y una sola derrota en todo el campeonato. Más la Copa del Rey. Y sin echar de menos a Neymar. El Barcelona no dejó de ganar pese a empezar la temporada con un ambiente enrarecido en los institucional y de pesimismo en lo deportivo.

Esto es fútbol y estamos en el prólogo de la temporada. El Real Madrid de Lopetegui se ha dado un tortazo contra el Atlético de Madrid en Tallin, pero eso no significa que la casa esté en ruinas. El nuevo entrenador tiene mucho trabajo para reinventar un equipo sin Cristiano Ronaldo, pero Florentino Pérez le tiene que ayudar con algo más. Porque en el mercado tiene que encontrar otro goleador que, aunque no sea Cristiano, tenga más solvencia o instinto depredador que Borja Mayoral y Vinicius. 

Le vendría bien al Madrid buscar otro central porque desde la salida de Pepe el equipo ha perdido contundencia atrás por mucho que hoy estén en el once dos campeones del mundo: Sergio Ramos y Varane. Ha hecho algo bien el presidente porque no todo es malo. El fichaje de Courtois, el mejor portero del Mundial de Rusia, ayuda a ser más fuertes atrás. Pero un central de los de antes, del estilo de Pepe, siempre dan más carácter y atemorizan a los rivales. Precisamente es eso lo que se echa de menos en este Real Madrid que sucumbió ante el Atlético. Un delantero como Cristiano que asuste y un central que meta miedo.

Ulises Sánchez-Flor  @Ulisanchezflor
Periodista deportivo con una trayectoria de 26 años de profesión. 23 años en el diario Marca, cubrió tres Mundiales y tres Eurocopas. Exdirector de Punto Pelota, ahora en El Confidencial