¿Haaland o Endrick? Esa es la cuestión en el Real Madrid

El entorno del delantero brasileño no estaría conforme con compartir vestuario con el noruego
06.12.2022 17:00 de Aitor Bris   ver lecturas
¿Haaland o Endrick? Esa es la cuestión en el Real Madrid
Bernabeudigital.com
© foto de www.imagephotoagency.it

Estamos a finales del año 2022, pero el Real Madrid está planificando ya su futuro para la próxima década ante el más que necesario relevo generacional por cuestión de edad. Hace unos días en Bernabéu Digital informamos que Endrick no jugaría con Haaland porque podría taparlo al ser también un delantero joven.

Así pues, todo hace indicar que tan solo uno de los dos delanteros podría fichar por el Real Madrid en un futuro. La cuestión es, ¿cuál es el que deben contratar? La decisión debería estar más que clara atendiendo a la realidad actual.

HAALAND ES EL FICHAJE

Es muy complicado porque no depende del Real Madrid, pero si solo se puede fichar a uno, el noruego es el que tendría que acabar recalando en el conjunto blanco. Podría dar un sinfín de motivos, pero me voy a ahorrar la gran lista para todo acabar resumiéndolo en nivel actual. Lo que voy a escribir ahora lo hago a riesgo de equivocarme y acabar retratado en unos años, pero a diciembre de 2022 tengo clarísima mi apuesta.

Endrick tiene apenas 16 años y una larga carrera por delante. No obstante, el riesgo de pagar una cantidad cercana a los 60 millones de euros por un niño es demasiado elevado. No por calidad, que desde luego el chaval se ve que la tiene, pero hay muchos factores que pueden ser determinantes negativamente como la presión, la adaptación a Europa y la evolución de un futbolista llamado a romper registros, pero en el que cualquier tipo de circunstancia podría cambiar eso a su corta edad.

Haaland, por su parte, ya está rompiendo todos los registros goleadores. Es un delantero voraz, con gran poderío físico, adaptado más que de sobra al fútbol de las grandes ligas y siendo el pichichi destacado de la Premier League. Además, ha sufrido una lesión grave de la que se ha recuperado a las mil maravillas, por lo que tanto físico como psicológicamente es un toro. El gran problema es su precio, pero si existe esa cláusula a partir de 2024, habría que ir a por él.