ISCO DEBE SER TITULAR EN CARDIFF POR MUCHO QUE LO INTENTE BALE

Corresponsal Internacional de As. Analista de "Estudio Estadio'. Ex Director de Comunicación Del Real Madrid. Autor de "El Método del Bosque".
 de Joaquín Maroto Twitter:   artículo leído 2177 veces
ISCO DEBE SER TITULAR EN CARDIFF POR MUCHO QUE LO INTENTE BALE

El Madrid ha ganado sus últimas cinco finales de Champions. La Juve ha perdido sus últimas cuatro. Si queremos que siga la racha, Isco debe ser titular en Cardiff por mucho que lo intente Bale. Para Zidane va a ser un trago duro. Pero debe hacerlo por dos razones contundentes: la primera, porque el Madrid juega mejor con el 4-4-2 de Isco que con el 4-3-3 de la BBC. La segunda porque en la plantilla ya son mayoría los que prefieren a Isco antes que a Bale. Ante esta situación el galés tiene dos opciones: presentar batalla y acelerar su recuperación o tomárselo con más calma y no tener demasiada prisa por llegar a la final. Tendrá que medir muy bien qué hace, porque no está en situación de plantear un pulso a todo o nada. Esos tiempos en los que Bale era intocable ya pasaron. Pese a ser el fichaje más caro en la historia del club, puede ser traspasado si llega una oferta interesante. Florentino ya no dice 'no es no' ante esta posibilidad. Bale ha pasado en las últimas semanas a ocupar el sitio que hasta hace poco era de James: el primer mirlo blanco que puede salir volando del club.

Isco ha dado un recital en la eliminatoria contra el Atlético en la Champions. Ha sido el mejor en la ida y en la vuelta. Lo curioso, y lo sangrante, del caso es que eso jamás hubiera sido así si Bale no se hubiera lesionado. Si el galés hubiera estado disponible, habría sido el titular, el Madrid habría jugado con la BBC y nunca sabremos si hubiera superado la semifinal frente a los rojiblancos, aunque se admiten apuestas... Lo que sí sabemos es que con Isco sí la ha superado, y además sin demasiados apuros. Porque no hay que olvidar que ni en un sólo minuto de los 180 que ha durado la eliminatoria el Atlético estuvo por delante, clasificado. Ni siquiera en ese rato efímero en el que, con el 2-0 de Saúl y Griezmann, se disparó la ilusión en el Calderón. Aún en esos momentos de éxtasis rojiblanco, la única realidad es que pesaba el 3-0 del Bernabéu. Cristiano, con su hat-trick, dejó resuelta la eliminatoria en Chamartín.

La final de Cardiff va a ser un momento importante en la historia del Madrid. Florentino tiene que decidir qué hacer con Bale. Lógicamente, se resiste a dar por amortizado a un jugador que representa el poderío del Madrid, que rompió la banca del fútbol mundial al pagar más de cien millones por él. Pero por otra parte, si le protege, corre el riesgo de enviar un mensaje antipático a los Isco, Lucas y Asensio, que ya son internacionales, que han probado la gloria en el Bernabéu y que no se sienten  inferiores a nadie. En realidad, elegir entre Bale e Isco es más que una decisión técnica. Es una decisión política. Es elegir entre cartera o cantera. Y es hacerlo en contra del juego ofrecido por el 4-4-2 frente al de la BBC, del criterio de la mayoría de los madridistas y hasta del sentido común.

Joaquín Maroto  @AS_Maroto
Corresponsal Internacional de As. Analista de "Estudio Estadio'. Ex Director de Comunicación Del Real Madrid. Autor de "El Método del Bosque"
maroto