Las trampas del reglamento dejan al Leganés en el acantilado

20.02.2020 22:00 de Diego Fuentes Twitter:    Ver lecturas
Las trampas del reglamento dejan al Leganés en el acantilado

¿Quién repondrá los daños ahora al Leganés? ¿Qué será de aquí a mayo del segundo por la cola? No importa, como no lo hacen la mayoría de clubes modestos del fútbol a ojos de los soberbios jinetes que ven el balón forrado por billetes. Después de un nuevo mercado más nocturno que diurno, el Barcelona, que desde hace tiempo se mueve a hurtadillas y por impulsos por una junta directiva abocada al abismo, decidió no reforzarse cuando le azotó el azar con la lesión de Suárez. Claudicó enero y con la entrada de febrero, cayó Dembélé para largo y luego de una hilera interminable de candidatos de todos los perfiles y colores (Loren, Ángel, Willian José, Lucas Pérez o Luis Javier Suárez), los culés se han lanzado a por el inopinado punta danés Martin Braithwaite. Encaramados a las tretas del reglamento con el beneplácito único de un fútbol español precario en despachos, la Ciudad Condal tiene nuevo juguete, pero por Butarque todo es un thriller de terror.

Para entender la dimensión de lo que ha perdido el Leganés con sus dos arietes, En-Nesyri sumaba 4 goles y 2 asistencias este año por los 9 y 2 del pasado, mientras que Braithwaite acumulaba en el cuadro de Aguirre 6 goles y una asistencia hasta la fecha por los 4 y 7 respectivamente del curso anterior. Asaltado el marroquí, por el sur de Madrid se agarraban al oportunismo del ex del 'Boro' como arpón más nocivo para lograr una permanencia cada vez más empinada. Si como en la 18/19 el frente ofensivo titular solía magullar en pareja, el ahora jugador del Sevilla y Braithwaite continuarán su sendero por separado y lejos de Madrid. De muy poco sirven en el corto plazo los 38 millones de euros que han recaudado los blanquiazules por su arsenal. Lo más sangrante es que a la víctima no se le permite resarcirse acudiendo al mercado para hacer lo propio, lo que aún así generaría una espiral interminable culpa de un reglamento inasumible. Las cartas están claras y deben ser iguales para todos, aunque algunos no lo quieran ver: si el mercado está cerrado, haberte planificado mejor o recurre al filial, que para eso está. Me pregunto qué diferencia hay en términos reales entre este caso y la corrupción de un partido por amaño. El resultado está viciado y deja al Leganés en clara desventaja para alcanzar un objetivo a vida o muerte. Bartomeu cree que con este fichaje conseguirán sus objetivos, pero ¿y el Leganés? No hay respuesta cuando quien manda es el dinero. Al pez chico seguirán sin escucharle. A dos puntos de la salvación, tocará encomendarse a Óscar, al conjunto y a viejos rockeros como Guido Carrillo. Habrá que echarle pepinos, aunque solo sea por aderezar la ensalada envenenada que les han montado.