¿POR QUÉ TODOS APUNTAN A BALE?

 de Juan Carlos Rivero Twitter:   artículo leído 6112 veces
¿POR QUÉ TODOS APUNTAN A BALE?

Gareth Bale nunca ha tenido el favor de la crítica desde que llegó al Real Madrid. Su precio, 91 millones de euros, jugó en su contra y más aún la información publicada por MARCA sobre una lesión en la espalda que desaconsejaba su fichaje. Se publicó también que Florentino Pérez conocía esa lesión y aun así procedió con su contratación. Una información que el presidente del Real Madrid desmintió y que supuso en su momento un enfriamiento de las relaciones instituciones entre el club y el diario deportivo más leído en España. Después Bale no ha tenido suerte con las lesiones y no ha podido jugar una temporada entera. También ha habido problemas con su ubicación. Es zurdo y por esa banda jugaba en el Tottenham pero la presencia de Cristiano le mandó a la banda derecha. Benítez quiso colocarlo de media punta, o como segundo delantero detrás del 9. A Benítez no le dio tiempo a que su apuesta fructificara por razones que no vienen al caso. Tampoco ayuda el carácter de Bale si nos atenemos a los comentarios que se sitúan en el vestuario blanco. En el sentido de que no se relaciona demasiado con sus compañeros, no habla el idioma castellano y no parece o no le interesa integrarse mucho en el grupo. Rumores que hay que poner bajo sospecha aunque existen. Lo cierto es que en lo que parece un defecto Bale saca su ventaja. El galés no tiene pinta de enterarse mucho de lo que se dice de él en España, incluso puede que no le importe nada.

Así que el último capítulo de la trayectoria de Bale en el Madrid le sitúa en el centro de todas las miradas ante la disputa de las Supercopas. Bale debe salir parece ser el grito de guerra de aquellos a quienes el futbolista jamás convencerá. El jugador tiene una de las fichas más altas del vestuario lo que tampoco le ayuda de puertas adentro. Y el problema no es que se lesione mucho es que es muy sensible al dolor, aunque algunas de sus recuperaciones han sido modélicas. Dicho todo esto el Madrid debería venderle inmediatamente como tanto se comenta ahora. Yo creo que es un jugador del que el Madrid no debería desprenderse aunque claro está tiene margen de mejora, como todo en esta vida. Bale marcó el 2-1 en la final de Lisboa y se recordará durante mucho tiempo su memorable gol en la final de Copa ante el Barça, aquel de la galopada que dejó tieso a Marc Bartra. Una final que el Madrid le ganó al Barcelona en una de sus versiones más poderosas. Nadie quiere poner los méritos de Bale en ninguna balanza. Está sentenciado.

Los cantos de sirena que vienen desde Manchester, vía Mourinho, han acabado por situar al jugador galés en la rampa de salida. Tanto que se vincula su marcha a la llegada de Mbappé, en otra información que procede del propio vestuario. Poner a Bale en el centro de la diana no tiene sentido. No lo tiene que se ninguneen sus cualidades y al tiempo se le exija que corrija los resultados del Madrid en la pretemporada ahora que llegan los torneos oficiales. Hay que exigirle, claro. Es lo que se merece como jugador explosivo  que es. Futbolista rápido, goleador y letal en el contraataque. Es buen cabeceador y el delantero que se ha incrustado en el centro del campo cuando el Madrid ha pasado a fase defensiva. Nada de esto se habla. Los que no le aceptaron han redoblado su manía. Y entre todos siguen empujando para que la estaca acabe venciéndose. Veremos en que acaba la historia, pero no tiene buena pinta para el jugador.

Juan Carlos Rivero  @JCRIVEROTV
Periodista con tres décadas en la profesión. Narrador de los partidos de la selección española en TVE. Mundiales, Eurocopas, Juegos Olímpicos y Champions. Dirige y presenta Estudio Estadio en Tdp
rivero