SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO: CRISTIANO Y LA (POSIBLE) REVOLUCIÓN DEL CALCIO

Coordinador proyecto y corresponsal en Italia de BD. Trabajo en TuttoMercatoWeb y RMC Sport.
He colaborado con Estadio Deportivo, Onda Cero, betevé, Radio Esport, RCN Radio, Canal Sur y 97.7 Radio.
10.07.2018 10:01 de Giacomo Iacobellis Twitter:   artículo leído 4050 veces
SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO: CRISTIANO Y LA (POSIBLE) REVOLUCIÓN DEL CALCIO

Sueño de una noche de verano. Así empezó todo, en una noche caliente y hasta ese momento pobre de noticias. “El Real Madrid va a aceptar una oferta de 100 millones de la Juventus por Cristiano Ronaldo”. La información sacada por El Chiringuito de Jugones no ha sido solo una indiscreción de mercado, sino un bombazo que ha reventado todos los medios de comunicación del país italiano. Cristiano-Juve, Cristiano-Juve, Cristiano-Juve… desde Turín hasta Sicilia, en Italia esta semana no se ha hablado de otra cosa. De hecho, la llegada de Cristiano a la Vecchia Signora sería el fichaje del siglo para toda la Serie A, no solo para el club de la familia Agnelli.

Llevamos muchos años en Italia sin ver a un jugador tan desequilibrante, a un campeón capaz de cambiar el partido con una sola jugada. No es casual que para encontrar al último Balón de Oro fichado por un equipo italiano haya que volver al 1995, cuando el Parma de Callisto Tanzi pagó 12 millardos de liras para asegurarse al Ayatollah del Barcelona, Hristo Stoichkov. Una cifra récord que, sin embargo, fue acompañada por un fracaso total en el césped. Pues bien, con CR7 las cosas serían muy diferentes.

Porque Cristiano Ronaldo es el mejor jugador del mundo. Es el mejor atleta del mundo. Es un hombre imagen perfecto para cualquier empresa y una mina de oro para todos los que le rodean. Cristiano mueve patrocinadores, mueves medios, mueve acciones, mueve aficionados, mueve intereses, mueve dinero. Además de garantizar 50 goles al año y aportar su mentalidad ganadora, claro. Por eso y por muchas razones más, Cristiano-Juventus marcaría una nueva época en todo el deporte italiano, no solo en la historia de la Juventus. Con el crack portugués nuestro fútbol volvería por fin a llamar la atención del mundo entero. Tal como hacen hoy en día la Liga o la Premier League.

Parecía sólo un sueño, es verdad. Pero ahora el sueño puede convertirse en realidad. Pagar el sueldo de Cristiano (muy superior a todos los salarios de los cinco jugadores mejor pagados de la Juve) no es un problema sin solución. Aún menos encontrar los 100 millones acordados con Jorge Mendes (para eso ayudará mucho la venta de Gonzalo Higuaín al Chelsea). Queda solo un obstáculo: convencer a Florentino para que acepte esta salida con las condiciones del jugador y no del presidente. La Junta Directiva del próximo martes será fundamental. Mientras, casi todos los futboleros italianos seguirán soñando. Y, para bien o para mal, esta semana será recordada por muchos años como la (posible) revolución del calcio.