FINAL | Bitci Baskonia 77-85 Real Madrid: los madridistas pelearán por la ACB

Los blancos se clasifican para la final de la Liga Endesa por la vía rápida y dedican la victoria a Pablo Laso, ya en casa recuperándose del infarto de miocardio
07.06.2022 22:49 de Iván del Dedo   ver lecturas
FINAL | Bitci Baskonia 77-85 Real Madrid: los madridistas pelearán por la ACB
© foto de Iván del Dedo Martín

¡Final del partido en el Fernando Buesa Arena! Después de las dos grandes victorias en el Palacio para poner el 2-0 en la serie y, sobre todo, tras la buena noticia de la mejoría en el estado de salud de Pablo Laso, el Real Madrid de baloncesto ha viajado hasta Vitoria para tratar de cerrar el pase a la gran final de la ACB.

El partido se ha iniciado con una ovación cerrada de todo el pabellón y ambas plantillas a Pablo Laso. En cuanto al choque, los blancos han salido muy motivados para tratar de brindarle la victoria a su entrenador, con un acierto exterior que hacía tiempo que no se veía en Madrid. Baskonia ha intentado una defensa muy intensa de Baldwin sobre Hanga, al límite de la legalidad, para secar al húngaro, pero este ha devuelto esa dureza con un tapón espectacular y dos triples consecutivos que ha secundado Causeur con uno más, obligando a Spahija a parar el duelo. Pero de poco le ha servido a los vitorianos el tiempo muerto, porque los blancos han seguido con la misma fluidez y acierto, encarnados ambos aspectos en estos minutos en Rudy.

El guion del segundo cuarto no ha variado en exceso, aunque sí ha bajado la anotación. El equipo hoy de Chus Mateo ha seguido controlando el duelo con un gran Poirier en ambas pinturas, siendo un muro y poniendo un taponazo en defensa y anotando en la zona de ataque, cargando mucho el rebote ofensivo, uno de los pilares madridistas durante todo el partido. A pesar de las bajas merengues en la dirección del juego, los baskonistas no han aprovechado el descanso de Hanga para recortar distancias y les ha costado descifrar la defensa madridista, muy sólida durante los primeros 19 minutos, pero en el último instante previo al descanso, los locales se han acercado en el electrónico gracias a Fontecchio y a una desconexión defensiva de los jugadores blancos.

Después de pasar por los vestuarios, al que el Madrid ha llegado 5 puntos arriba por un final de primera parte muy mejorable, Baldwin ha vuelto a salir igual de enchufado que en los primeros 20 minutos y ha encendido a un Buesa Arena frío hasta el momento que se ha venido arriba pero no ha logrado intimidad al Madrid, que ha vuelto a acertar desde el perímetro para distanciarse otra vez hasta el +10. También las continuas pérdidas y desconexiones defensivas de los locales han contribuido al estirón madridista, muy sólido en ambos lados de la cancha a pesar de la corta rotación con las bajas de Llull, Heurtel, Thompkins, Abalde y Alocén.

El último asalto, que ha llegado con un fade away de Tavares -MVP indiscutible en el partido- en la memoria, ha empezado con dos tapones estratosféricos del caboverdiano y un intercambio de golpes entre ambos equipos, con un Granger destacado en Baskonia haciendo frente al juego coral blanco. Pero para hacer frente al Madrid también está el trío arbitral, con Hierrezuelo a la cabeza, que ha comenzado a permitir más dureza a los vitorianos en defensa y ha pitado una técnica sorprendente a Hanga durante un tiempo muerto. Pero este, como se he visto toda la temporada, tiene una mentalidad de hierro. Y, en el mejor momento de los de Spahija, han sacado un parcial favorable gracias al rebote ofensivo y a un Deck brillante que le han dado a los merengues la oportunidad de poder pelear por un nuevo título liguero. 

El siguiente encuentro del Real Madrid de baloncesto será en la final de la Liga Endesa y tanto el rival como la fecha se conocerán en los siguientes días. Pero, como mínimo, los blancos va a tener casi una semana de descanso.