FINAL | Real Madrid 95-66 Maccabi Tel Aviv: Europa solo tiene un rey

Los madridistas han vivido una noche mágica en el Palacio con un partido sobresaliente y una afición entregada
22.04.2022 22:26 de Iván del Dedo   ver lecturas
Real Madrid de baloncesto
Real Madrid de baloncesto
© foto de Iván del Dedo Martín

¡Final del partido en el WiZink Center! Con la tranquilidad que le otorgó al Real Madrid de baloncesto la gran victoria ante Maccabi del pasado miércoles, gracias a la cual puso el primer punto de estos Playoffs de Euroliga, el conjunto de Pablo Laso ha vuelto al Palacio para disputar el segundo asalto de esta eliminatoria. Un partido que se presentaba encendido debido a los gestos de Wilbekin el partido pasado diciéndole a la parroquia blanca que solo era el primer partido.

El choque ha arrancado con un triple de Wilbekin y una penetración fácil con tiro adicional de Evans. Dos malos ajustes de las defensas blancas que, en cambio, han reaccionado con un taponazo de Tavares y un triple de Williams-Goss que han encendido al Palacio. Yabusele con una magnífica canasta más tiro adicional, una lluvia de triples y un público entregado han sido los alicientes para incrementar la intensidad de una manera excelsa.  Solo varias decisiones arbitrales extrañas han dado alas a los israelíes pero no han sacado del partido a los merengues, que han reaccionado con un maravilloso Abalde y un Llull -con 3 triples- para sumarse a la fiesta y disparar al Madrid hasta los 35 puntos en estos diez primeros minutos.

Durante el segundo cuarto, el guion ha variado poco y el Madrid ha incrementado aún más su ventaja con un acierto exterior enorme y un sacrifico defensivo inmenso. De hecho, tal ha sido el nivel de los madridistas en la retaguardia, que los israelíes se han quedado en tan solo 11 puntos en todo el cuarto, una puntuación ínfima para un equipo con tanta facilidad anotadora. Y los madridistas, con una circulación muy fluida del balón y buena toma de decisiones, se han marchado en el luminoso.

Tras el descanso, misma intensidad defensiva, tapón de Tavares, ataques vertiginosos y un mate de Hanga digno de concurso de NBA para incendiar el Palacio. Eso sí, en este cuarto los blancos han tenido algunas jugadas con varias imprecisiones y pérdidas que son habituales pero que, por suerte para el Madrid, tampoco ha aprovechado Maccabi. Y si a los blancos no les matas cuando tienes oportunidad, estos se rehacen y te hacen polvo. Así ha sido hoy. Los de Laso se han repuesto de los pocos minutos de bajón a base de triples, con un brillante Llull y un Palacio que se ha caído en cada jugada, dejando de nuevo en 11 puntos a Maccabi. Dos cuartos seguidos de los madridistas defendiendo hasta la extenuación y con solo 11 puntos en contra. 

El último asalto, al que el Madrid ha entrado con 26 puntos de ventaja, ha comenzado igual que ha finalizado el anterior, con una mandarina de Llull caída del cielo que, por increíble que parezca, ya son costumbre. La fruta de temporada. Y una ovación atronadora del Palacio cuando el '23' se ha sentado en el banquillo, al igual que cuando lo ha hecho Yabusele. El cuarto ha tenido muy poca historia y los mayores 'highlights' han estado en la grada, con el público disfrutando de una noche mágica y saludos de fondo a fondo, concluyendo con una canasta de Juan Núñez. En Tel Aviv será otra historia, pero con la entrega y la calidad que ha demostrado esta semana el Real Madrid, Europa está temblando. 

El siguiente encuentro del Real Madrid de baloncesto se disputará el próximo domingo 24 de abril ante el Coosur Real Betis. Se jugará a las 12:30 horas.

© foto de Iván del Dedo Martín