Real Madrid 130-126 Anadolu Efes: los Reyes hacen magia y nos dejan el partido más legendario de la historia de la Euroliga

El equipo de baloncesto gana el partido más largo de la historia del baloncesto europeo, un choque que ha necesitado hasta cuatro prórrogas para conocer su desenlace
05.01.2024 23:50 de Marcos Braojos   ver lecturas
Real Madrid - Anadolu Efes
Real Madrid - Anadolu Efes

Antes de nada, me van a permitir. Lo vivido esta noche en el WiZink Center es uno de esos eventos que permanecen en la retina de cualquier amante al deporte, como lo son algunas de esas remontadas inimaginables de Champions League o el partido más largo en la historia del tenis, aquel que se disputó en Wimbledon 2010 y estuvo protagonizado por John Isner y Mahut, dos tenistas que se convirtieron en extraterrestres al medirse durante más de 11 horas con un quinto set finalizado 70-68

Real Madrid y Anadolu Efes se medían en la 19ª jornada de la fase regular de la Euroliga en una Noche de Reyes en la que se presuponía mucho espectáculo, y lo cierto es que la realidad ficticia superó cualquier tipo de expectativa. El equipo de Chus Mateo llegaba al encuentro con ganas de resacirse tras la derrota contra el Barça en la anterior jornada en el Palau Blaugrana. Antes de comenzar el duelo, Felipe Reyes saltaba al centro de la cancha del WiZink Center para conceder en primera persona el trofeo que consagraba a Mario Hezonja como el mejor jugador de la Euroliga del pasado mes de diciembre.

Chus Mateo alineaba de inicio a su quintento de gala para evitar sustos desde el comienzo del choque: una formación de cinco conformada por Musa, Tavares, Campazzo, Hezonja y Causeur. La primera canasta del duelo la encestó el combinado turco, pero el Real Madrid se sobrepuso al doble inicial de Anadolu para realizar un parcial de 8-0 y jugar con esa ventaja durante varios minutos del primer cuarto. A diferencia del guion de los últimos partidos del Real Madrid, el jugador más destacado del elenco madrileño fue Dzanan Musa, que con 8 puntos y una efectividad del 100% desde la línea de personal, aparte de la ayuda de Mario Hezonja (5 puntos), impulsó al equipo en el luminosos del Palacio de los Deportes hasta terminar con +7 de ventaja sobre el Anadolu Efes al final del primer cuarto.

En el segundo periodo, el equipo otomano mostró su garra y puso rápidamente las tablas con un parcial de 7-1 que condenó al Real Madrid a jugar con la igualdad durante los segundos 10 minutos. Por su parte, Chus Mateo hizo rotaciones, dando entrada a Yabusele, Llull y Poirier, pero sin cambiar en exceso el equipo ante el nivel mostrado por Anadolu Efes, especialmente en los primeros compases del segundo cuarto. De hecho, el equipo turco estuvo en algún momento por delante en el marcador. Sin embargo, el Madrid sacó su mejor despliegue en faceta ofensiva y, con un parcial de 7-0, se puso con +5 en el luminoso. Una ligera ventaja que tuvo que ver recortada a solo 2 puntos a falta de cinco segundos para la llegada del descanso con un triple de Elijah Bryant.

UN INICIO DE TERCER CUARTO PARA OLVIDAR

Tras el descanso, pudimos ver sobre la cancha del WiZink Center unos de los peores minutos del Real Madrid esta temporada. El Anadolu Efes comenzó de manera arrolladora el tercer cuarto con un parcial de 15-4 y un dúo completamente imparable conformado por una de las parejas de moda en el baloncesto europeo: Shane Larkin y Elijah Bryant. Ambos se convirtieron en una auténtica pesadilla para el entramado defensivo del equipo de Chus Mateo hasta el punto que hicieron silenciar a un pabellón como el Palacio de los Deportes que siempre está entregado a su equipo.

A los dos minutos de comenzar el tercer cuarto, Chus Mateo pidió tiempo muerto, seguramente muy preocupación al ver cómo el Anadolu Efes les estaba enseñando las costuras a sus jugadores por primera vez de verdad esta temporada. Aparte de instruir a sus jugadores, el entrenador del Real Madrid decidió retirar de la cancha a Ndiaye y dar entrada a Dzanan Musa para buscar una remontada que parecía cada vez más complicada. En cambio, el equipo se supo rearmar por enésima vez esta campaña.

CAMPAZZO Y MUSA ENCABEZARON LA RESURRECCIÓN DEL REAL MADRID

Al ritmo del base argentino y del alero bosnio, el conjunto merengue se puso manos a la obra y, gracias también a un WiZink Center completamente enchufado, intimidó a los turcos y consiguieron certificar un parcial de 21-7, que dio, de nuevo, la vuelta al marcador. A su vez, el balance defensivo del conjunto merengue mejoró notablemente, lo que impidió la sangría del Anadolu Efes en la parcela ofensiva durante uno de los tramos más decisivos del duelo. Pese a su mal arranque de tercer parcial, el elenco de Chus Mateo se fue con +3 de ventaja en el luminoso y con un jugador aclamado por encima de todos en el Palacio de los Deportes en esta noche de Reyes: Dzanan Musa. El '31' madridista se vistió de los tres Reyes, Melchor, Gaspar y Baltasar, anotando 23 puntos hasta ese momento del duelo, que sirvieron de inspiración al Real Madrid de cara al último cuarto.

UN PARTIDO MUY IGUALADO QUE IBA A CONVERTIRSE EN AQUELLO QUE SE LLAMA 'HISTORIA'

El último cuarto del partido se erigió por ser de auténtico infarto. Anadolu Efes no perdió la cara al encuentro y el duelo se convirtió en un 'toma y daca' de triples, forcejeos al rebote y también una exhibición de despliegue defensivo por parte de ambos equipos. Aparte, la polémica también fue protagonista en varias ocasiones por varias decisiones de parte de los colegiados que no favorecieron en nada al Real Madrid, sobre todo una falta personal sobre Campazzo a falta de dos minutos para la resolución del partido y que el árbitro no pitó estando a menos de un metro de la jugada. El jugador a destacar, de nuevo, en las filas de Chus Mateo fue Dzanan Musa, que terminó su actuación en el tiempo reglamentario con 32 puntos.

Asimismo, tal era la importancia y el calibre que había cogido el encuentro que Chus Mateo terminó con el mismo quinteto con el que inició el encuentro: Dzanan Musa, Hezonja, Tavares, Causeur y Campazzo. Finalmente, el partido se fue hasta la prórroga, finalizando 81-81 y todo por decidir en los cinco minutos extras. 

Si no lo hizo durante todo el partido, el Real Madrid cogió las riendas del encuentro en los primeros 5 minutos extras, aunque como fue el resto del encuentro, se desarrollaron con sufrimiento y equidad. Hezonja resurgió de sus cenizas para aparecer en la prórroga y liderar al equipo en los compases finales, pero ni por esas el Real Madrid logró derrotar al Anadolu Efes. Los otomanos se vieron favorecidos, de nuevo, por los colegiados y a base de tiros libres, que concedieron los propios jueces, el Anadolu Efes mandó el choque a una segunda prórroga. Chus Mateo dio entrada a Sergio Llull por Fabien Causeur en busca de los galones que desequilibrasen la balanza a favor del Real Madrid, pero ni por esas el Real Madrid podía ganar el choque más emocionante de los últimos tiempos en la Euroliga.

En cambio, el Anadolu Efes supo gestionar mejor la segunda prórroga gracias a un estelar Shane Larkin, que alcanzó en el segundo tiempo extra los 30 puntos, y Darius Thompson, con 5 puntos en el segundo tiempo extra de cinco minutos, Los turcos pusieron al Real Madrid contra las cuerdas, poniéndose 6 puntos arriba a falta de 3 minutos para la resolución de la segunda prórroga. A su vez, los turcos no sabía que delante tenían al MVP de lo que llevamos de temporada en la Euroliga, Mario Hezonja. El WiZink Center vivió su punto más álgido con una jugada del escolta croata en la que se metió hasta la cocina para poner el 102-102 en el marcador sobre la bocina, desatando la locura absoluta en el pabellón madridista. Se notaba que era la noche de Reyes porque Real Madrid y Anadolu Efes estaban brindando a todos los presentes en la cancha madridista el partido de la temporada

UNA TERCERA PRÓRROGA QUE PASARA A LOS ANALES DE LA ÉPICA MERENGUE

Mientras los Reyes Magos comenzaban a hacer su misión por los diferentes hogares de Madrid, en el WZink Center se estaba viendo la madre de todos los partidos. En la tercera prórroga, el equipo de Chus Mateo volvió ir a remolque durante los cinco minutos. De hecho, a falta de 2'30" el Real Madrid perdía por 9 puntos (102-111). Aparte, las decisiones arbitrales fueron protagonistas, ya que los jueces encabezados por el esloveno, Matej Boultazer, concedieron un par de tiros libres a los turcos, que ayudaron a los otomanos a rozar con los dedos el triunfo. De nuevo, a falta de 10 segundos, el Real Madrid, con Campazzo a la cabeza en detrimento de un Dzanan Musa que fue de más a menos pese a sus 34 puntos a esas alturas del encuentro, volvía a poner las tablas en el encuentro (111-111) en un partido incatalogable que solo su esencia y quien lo viese, ya fuese en el Wizink o en sus casas, podían atestiguarlo. 

UN FINAL POÉTICO A LA ALTURA DE LA DIMENSIÓN DEL PARTIDO MÁS GRANDE DE LA HISTORIA DE LA EUROLIGA

La medianoche empezaba poco a poco a ensombrecerse en la capital de España, mientras que los espectadores, algunos desesperados porque se produjese un final feliz pero un final al fin y al cabo, Real Madrid y Anadolu Efes no iban a dar su brazo a torcer tan fácilmente. No fue una rendición lo que rompió el partido, sino una figura quien no cuajó su mejor partido, pero que a su vez tenía que ser él quien pusiera un final absolutamente apoteósico y ese no es otro que Mario Hezonja. El escolta croata, con dos tiros desde la línea de 6,75 metros y una canasta anotada desde la zona de dobles, desequilibró la balanza a favor del Real Madrid con un parcial de 6-0 y que sirvió a los discípulos de Chus Mateo a llevarse una victoria agónica a la vez que irrepetible (130-126). 

Sin duda, lo que se ha vivido esta noche en el Palacio de los Deportes ha sido histórico y un reflejo de esta afirmación son sus estadísticas. El partido entre el Real Madrid y Anadolu Efes se ha convertido en el primer partido de la Euroliga en albergar cuatro prórrogas. Con motivo de los cuatro tiempos extras, el encuentro entre el equipo madrileño y el combinado turco pasa a ser el duelo con la puntuación más alta de la Euroliga si se suman los puntos de los dos equipos (256). Asimismo, otras dos estadísticas que reflejan la grandeza del partido vivido en el WiZink Center son los minutos y puntos de algunas de las actuaciones en este duelo, como el tiempo disputado por Shane Larkin (más de 53 de los 60 minutos posibles) o los puntos poco comunes alcanzados por Dzanan Musa (40), siendo, además, el jugador con mayor anotación en este encuentro de récord.

Con este triunfo, el Real Madrid mantiene la distancia con sus perseguidores en la fase regular de la Euroliga antes de encarar otra semana compleja en la que se medirá al Bayern de Múnich en Alemania el martes y Valencia Basket el jueves, ya en el WiZink Center. ¡Viva el baloncesto!