CRÓNICA - Real Madrid 2-1 Villarreal: Benzema lidera la Liga 34

16.07.2020 23:01 de Alejandro Cascón Guerra Twitter:    Ver lecturas
© foto de J.M.Colomo
CRÓNICA - Real Madrid 2-1 Villarreal: Benzema lidera la Liga 34

El Alfredo Di Stéfano se ponía de gala para el partido tan importante que tenía el Real Madrid. Los blancos, con cuatro puntos de ventaja, podían dar la puntilla final a una Liga que ha sido del Barcelona por momentos, pero que después del parón han sido los madrileños los más fiables y los que han hecho pleno de victorias. El túnel de vestuarios lo decía todo. Caras muy serias, de concentración, pensando que hoy sacaban los tres puntos se podía dar el alirón. 

Zidane tuvo claro el once que debía poner. Modric es intocable por el buen estado de forma que ha demostrado en este tramo final de once partidos; por el contrario Valverde no ha convencido del todo, porque el croata le ha hecho mucha sombra. En la delantera puso a un Hazard que ha pasado desapercibido en los últimos partidos por las molestias que le ha dado el maltrecho tobillo. Junto con el belga estaba Rodrygo. Todos con el esmoquin impoluto para la gran cita. 

Los blancos comenzaron mejor y con el ímpetu de buscar el primero de la noche. Carvajal, en los primeros minutos tuvo una oportunidad con una vaselina sobre Asenjo, aunque el meta de los rivales llegó para atajar el balón. Posteriormente, fue Benzema en el diez cuando disparó con un bote incluido sobre la portería del Villarreal. Otro de los avisos fue el de Modric, que desde la frontal del área sacó un potente disparo que rechazó de nuevo el arquero amarillo.

El Villarreal confiaba demasiado en su salida de balón, y precisamente el primero de la noche llegó en el 28 en un error de Chakla. Modric recuperó y metió un balón al hueco para que Benzema rematara a gol. Zidane lo celebró con mucha rabia porque sabía que era un tanto que podía permitir levantar el trofeo. Mientras tanto sonaba el transistor y anunciaba el gol de Osasuna, lo que dejaba al Madrid más campeón todavía. 

Al descanso, Calleja realizó dos cambios con el fin de incidir más en el juego por el medio. Los visitantes lograron tener el control del balón por un rato, pero sin hacer demasiado daño al Madrid. De hecho, los blancos volvieron a avisar al Villarreal de que querían el segundo gol. En el 52, Modric lanzó un pase al hueco para Carvajal, y el lateral logró recortar en el área y disparar contra Asenjo, pero el ex del Atlético pudo rechazar el esférico. Mientras Zidane movió banquillo para dar minutos a Vinicius y a Asensio. 

Pasaban los minutos y el marcador no se movía. Los locales parecían conformarse con el único gol, y el Villarreal tampoco lograba llegar al área rival. Fue en una contra en el 73, cuando Ramos robó un balón en el medio campo y él mismo fue derribado dentro del área. El criticado Hernández Hernández no tuvo dudas y señaló los once metros. 

Ramos se dispuso a lanzarlo, cuando le hizo una pequeña asistencia a Benzema. Ahí estaba el segundo gol, un recuerdo de lo que hizo en su día Cruyff en el Ajax o el Barcelona con Messi y Luis Suárez. Penalti indirecto, que sin embargo no valió y el trencilla mandó repetir. Esta vez, fue el delantero francés quien lanzó directamente y puso el segundo en el marcador. La tranquilidad absoluta para los blancos. Más todavía cuando Kroos disparó en el 82 al larguero, y casi sentenciaba el partido, si es que ya no estaba. 

Pero cuando mejor estaba el Madrid, el Villarreal empató el partido. Fue en el 83, cuando Gaspar metió un centro que remató Iborra de cabeza. Un tanto en el que Courtois poco pudo hacer. Modric, Kroos y Carvajal tuvieron descanso y se dio entrada a Lucas (en el lateral), Isco y Valverde, para terminar de cerrar el partido. Lejos de ello, el Villarreal se metió arriba para asustar al conjunto de Zidane. El Madrid debía sufrir para levantar el título, que cada vez estaba más cerca porque el Barcelona no pasaba del empate (Messi) en el Camp Nou. 

Entonces, Courtois se hizo grande para salvar al Madrid hasta en dos ocasiones en una misma jugada. El belga sacó el pie, el orgullo y todo lo que tenía por delante para que el Villarreal no emparara el partido. Después, la jugada posiblemente de la jornada, o de toda la competición, si el árbitro no lo hubiera anulado. Vinicius Jr hizo lo que quiso con la defensa de los rivales, sorteó uno, dos y hasta tres jugadores para asistir a Asensio en el gol. Una lástima que subiera al marcador, porque de hacerlo sería una jugada bonita de recordar. 

Y con todo, el árbitro zanjó el partido y el Real Madrid se proclamaba campeón por 34 vez de la Liga. Un título de lo más sufrido, incierto por la pandemia, pero que estará en las vitrinas del club. Zidane ya lo dijo en la pretemporada, que la Liga era uno de los grandes objetivos, y por el momento el equipo lo ha logrado. En el horizonte asoma ya la Champions League, una remontada que algunos dan por imposible, pero que con esta escuadra nunca se sabe lo que puede pasar. Nunca hay que dar por muerto al Madrid. Que tiemble el Manchester City. 

Ficha técnica. 

Alineación Real Madrid: Courtois; Mendy, Ramos, Varane, Carvajal (m.84, Lucas Vázquez); Casemiro, Kroos (m.83, Isco), Modric (m.83, Valverde); Hazard (m.62, Vinicius), Benzema y Rodrygo (m.62, Asensio). 

Alineación Villarreal: Asenjo; Quintillà, Torres, Chakla, Gaspar, Peña (m.45, Soriano); Gómez, Anguissa (m.84, Trigueros), Morlanes, Chukwueze (m.45, Ontiveros); Moreno. 

Goles: m.28, Benzema, 1-0; m.76, Benzema, 2-0; m.83, Iborra, 2-1. 

Árbitro: Alejandro José Hernández Hernández amonestó a: Isco, Modric, Quintillà, Carvajal.

Estadio: Alfredo Di Stéfano.