La salida de Cristiano, un fiasco para el propio portugués

07.01.2020 00:30 de Sandro Herves Garrido Twitter:    Ver lecturas
© foto de Daniele Buffa/Image Sport
La salida de Cristiano, un fiasco para el propio portugués

La salida de Cristiano Ronaldo no fue buena para ninguna de las dos partes, pero mucho menos para el propio portugués. Un año y medio después de su salida, el Real Madrid es obviamente peor equipo, le ocurrirá lo mismo al Barça cuando se vaya Messi, porque le falta la consistencia goleadora del que fue su buque insignia durante 9 temporadas. Pero también la situación para el luso es peor: ha perdido dos balones de Oro, uno frente a un excompañero como Modric, el otro ante Messi, y algunos aseguran desde su actual club que de haber estado en el Madrid, es posible que lo hubiera ganado.

'El Bicho' ha comprobado en primera persona la fuerza del Real Madrid al perder la temporada pasada el Balón de Oro y el 'The Best', que fueron a parar a su excompañero croata, a pesar de que nadie duda de que Ronaldo fue la pieza decisiva, junto a Modric, Ramos y muchos jugadores del Madrid, para lograr la ansiada Decimotercera Champions. Esta temporada, cuando también podría haber ganado ambos galardones, pesó el hecho de no hacer nada en Europa con la Juve, así como haber ganado la Liga italiana, que no tiene tanto peso como la Liga.

Las cifras goleadoras tanto del Madrid como de Ronaldo han menguado. Para el Madrid es más difícil aprovechar las oportunidades sin su gran goleador, mientras que Cristiano no dispone de tantas ocasiones en Italia, donde los equipos juegan más cerrados. En Italia es criticado por su rendimiento, pero realmente no ha cambiado nada. Cristiano Ronaldo sigue siendo el mismo, pero con defensas más férreas, menos espacios y un fútbol que no le favorece.

La salida del luso del Real Madrid ya se ha convertido en el divorcio más caro de la historia del fútbol moderno, un hecho que tan solo ha beneficiado a un equipo y un jugador: el Barcelona de Leo Messi. En cualquier caso, el gran perdedor del caso, a pesar de todo, fue el jugador luso, no el Madrid que después de un año de cierto 'luto' deportivo, ha vuelto a competir y aspirar a todos los títulos.