CRÓNICA - El Real Madrid se lleva el clásico y vuelve a ser líder

Un gol de Benzema y otro de Jordi Alba en propia puerta dan los tres puntos a los blancos y una ventaja en la clasificación liguera
10.04.2021 22:52 de Redacción BD   Ver lecturas
Zidane en el partido
Bernabeudigital.com
Zidane en el partido
© foto de Daniele Buffa/Image Sport

Todo parecía apuntar a que el sistema que iba a utilizar Zidane era el mismo que contra el Liverpool. Sorprendió que pasar a un 4-4-2, aunque después se supo que Asensio no estaba al 100%. Con Valverde, el Madrid cogía velocidad y galopada al contragolpe, justo lo que fue el encuentro. El Barcelona también sorprendió, ya que Griezmann no jugaba y apostaba por un sistema de tres centrales, que le sirvió para dominar. Era lo que Zidane quería. Que el Barcelona tuviera el balón y ellos salir al contragolpe. Dicho y hecho. No tardó mucho en llegar el primer gol del Real Madrid. Valverde salió al espacio y abrió un hueco para Lucas. El gallego, desde la derecha, centró bien el balón y Benzema firmó un taconazo para adelantar a los blancos en el marcador. 

Previamente, el Barcelona tuvo algo de peligro con Jordi Alba y Pedri, que supieron entender lo que pedía el encuentro. Messi estuvo ausente. Mientras, Vinicius subía la banda como quería. Nadie le podía parar. El segundo gol llegó por merecimiento y algo de suerte. Kroos, que tiene un guante en la bota, disparó de falta y de rebote el balón acabó entrando gracias a Jordi Alba. La ventaja era cómoda para los de Zidane, que se sentían muy superiores y casi sin oposición. El tercero pudo llegar unos minutos después, cuando Valverde tuvo la mala fortuna de pegar en el palo. Lucas recogió el rechace y Ter Stegen salvó a los de Koeman. 

En el segundo tiempo, el entrenador azulgrana metió más pólvora arriba con Griezmann. El Barcelona mejoró algo, aunque los primeros minutos fueron muy buenos para los locales. Muchos disparos, ocasiones y Vinicius desbocado, aunque no surtieron efecto para que otro gol subiera al marcador. Con todo, el Barcelona encontró su oportunidad en una buena jugada por banda izquierda. Jordi Alba centró, Griezmann dejó pasar el balón y Mingueza se lo encontró para meter el balón dentro de la red. El partido se abría, a pesar de que el Madrid estaba siendo mejor. 

El partido llegó un poco a la calma, salvo por el chaparrón que caía fuerte sobre el Di Stéfano. Zidane se secaba con la toalla y pensaba ya en el Liverpool del miércoles que viene. Era hora de meter cambios para dar descanso a los jugadores clave. Benzema, uno de ellos, se marchó fuera. El ritmo fue algo menor, porque quizá el Madrid daba por bueno el resultado. Si bien, el partido no acabó del todo bien para los blancos, ya que Casemiro fue expulsado al final del encuentro por doble amarilla. El brasileño se perderá el encuentro del Getafe. 

Finalmente, los blancos se hicieron con la victoria, sufrida –Illaix tuvo una en el último minuto del encuentro pero se encontró con un larguero que salvó a los blancos–, pero vale para apretar más al Atlético de Madrid que ya no puede pinchar más si no quiere perder la Liga. Sí a la Champions y sí a la Liga. Seguir vivo en ambas competiciones cuando nadie daba un duro por ellos hace solo dos meses. Dos victorias de Zidane en apenas una semana que sirven para que el Madrid pueda creer que puede ganar un título esta temporada.