El Real Madrid se merienda al Girona con una goleada apabullante: la crónica

Clara demostración de autoridad del conjunto blanco, que deja a los gerundenses a cinco puntos de distancia en la pugna por LaLiga
10.02.2024 20:27 de Daniel Cayetano Twitter:    ver lecturas
Real Madrid - Girona
Bernabeudigital.com
Real Madrid - Girona
© foto de Federico Titone/BernabeuDigital.com

El Real Madrid y el Girona se enfrentaban este sábado en un partido trascendental en la lucha por LaLiga. Con solo dos puntos de diferencia en la clasificación, los dos conjuntos se daban cita en el Santiago Bernabéu con el claro objetivo de sacar una victoria vital de cara al liderato liguero.

ANCELOTTI, SIN CENTRALES

Para dicho objetivo, Carlo Ancelotti no disponía de ningún central en su plantilla. A las bajas de larga duración de Alaba y Militao se unieron los contratiempos de Rüdiger (desgarro muscular) y Nacho (sobrecarga). El técnico italiano no tuvo más remedio que experimentar con Tchouaméni y Carvajal en el eje de la zaga, flanqueados por Lucas Vázquez y Mendy en los laterales. Asimismo, Carletto mantuvo a Lunin en la portería, así como a Camavinga, Valverde, Kroos y Bellingham en el centro del campo. Arriba, Ancelotti pudo recuperar a Vinicius, después de que este superase las molestias musculares que le impidieron jugar ante el Atlético, y el brasileño formó la delantera junto a su compatriota Rodrygo.

REGRESO Y GOLAZO DE VINICIUS

Y menudo regreso tuvo el ex del Flamengo. A los cinco minutos de juego, Vini Jr. firmó un golazo sensacional para abrir la lata. Buscó la diagonal, se perfiló y desde la parte izquierda de la frontal del área sacó un zapatazo tremendo al palo largo, imposible para el portero rival. Misil inapelable en la primera ocasión de los madridistas, que, sin embargo, no conseguían adueñarse del esférico. Posesiones largas del Girona, aunque muy bien controladas por parte de la defensa del Real Madrid, que no dejaba a la delantera rival acercarse a su área. Control esteril de los gerundenses e intentos de contragolpe por parte de los madrileños, como una gran internada de Camavinga que a punto estuvo de forzar un penalti.

BELLINGHAM SE REENCUENTRA CON EL GOL

Más allá de esa acción del francés y de un posterior disparo de Valverde desde la frontal, el encuentro estaba siendo bastante ramplón, sin peligro sobre ninguna de las dos porterías, hasta que en el 35', Vinicius Junior se sacó de la chistera un pase magistral, directo al espacio que había visto maravillosamente bien Jude Bellingham antes de quedarse solo ante Gazzaniga y de definir con una clase descomunal, regateando al guardameta y empujando el balón con la zurda al fondo de la red. Golazo del inglés, quien llevaba solo un gol en este 2024, para aumentar la ventaja en un marcador que no se movió en los últimos compases del primer tiempo, en los que tampoco grandes ocasiones. Dos destellos de calidad de Vinicius y Bellingham bastaron para que el Real Madrid cerrase una primera mitad poco emocionante, pero bastante efectiva para los intereses madridistas.

DOBLETE Y LESIÓN DE BELLINGHAM

La charla de Míchel al descanso surtió efecto en sus jugadores. Nada más comenzar el primer tiempo, Miguel Gutiérrez y Savinho protagonizaron dos buenas acciones por su banda, con centros peligrosísimos a los que reaccionó muy bien Lunin. Sin embargo, solamente fue un espejismo. Otra gran jugada de Vinicius por la izquierda propició el segundo gol de Bellingham en el 54'. Gazzaniga dejó el balón muerto en el área pequeña tras el disparo del brasileño, y el jugador inglés solo tuvo que empujarla, apenas dos minutos antes de pedir el cambio por molestias en el tobillo. Ancelotti sacó a Brahim en su lugar.

RODRYGO ROMPE SU SEQUÍA

El Real Madrid estaba haciendo mucho daño al contragolpe, atacando los espacios, y Rodrygo no tardó en castigar de nuevo al Girona. Gran acción individual del brasileño, que se encontró con un pasillo hacia la portería y que batió a Gazzaniga con un potentísimo disparo, inalcanzable para el guardameta. Tremenda superioridad de los blancos, que provocaron la locura en un Santiago Bernabéu entregado a su equipo con gritos de '¡Así! ¡Así! ¡Así gana el Madrid!'.

Con el partido más que controlado, Ancelotti sacó del campo a Kroos y Rodrygo para meter a Modric y Joselu. Y poco después, decidió reservar a Vinicius para que Güler pudiera debutar en el Bernabéu, y quitó a Mendy por Fran García. Los últimos compases del encuentro trascurrieron con normalidad hasta que el joven futbolista turco provocó un penalti en la última jugada del partido, después de una buena jugada en solitario. Penalti que no supo aprovechar Joselu con un lanzamiento que repelió el poste.

Clara demostración de poderío y victoria apabullante del Real Madrid que deja al Girona a cinco puntos de distancia. Goleada y muy buenas sensaciones del conjunto blanco antes del regreso de la Champions League este martes.