La dura historia de superación de Casemiro para llegar a la élite

 de Iván Cordovilla Twitter:   artículo leído 656 veces
La dura historia de superación de Casemiro para llegar a la élite

Según cuenta AS, la historia de Casemiro no ha sido nada fácil. De pequeño cuidaba a sus hermanos mientras su madre se marchaba a trabajar. Para no dormir solos, alternaban una noche en casa de su tía y otra en la de su abuela. Cuando comenzó a jugar al fútbol, su entrenador le ponía en cualquier posición menos la de portero y le apodaron 'Carlinhos'. Para poder ir los fines de semana a los partidos dormía en las casas de sus compañeros, y cuando firmó su primer contrato profesional con el Sao Paulo, lo primero que hizo fue comprar ochenta botes de batido Yakult, ya que le encantaba y su madre no podía pagárselo. Una vez llegado a Europa, pasó seis meses en el Castilla, se marchó cedido al Oporto y volvió para triunfar.