Las curiosas anécdotas de Rüdiger con Ancelotti, Pepe y su foto del vestuario

El futbolista del Real Madrid desvela varias historias llamativas en Sport1
20.09.2022 14:30 de Daniel Cayetano Twitter:    ver lecturas
Antonio Rudiger, Real Madrid
Bernabeudigital.com
Antonio Rudiger, Real Madrid
© foto de Federico Titone

En su última entrevista para Sport1, Antonio Rüdiger ha contado tres anécdotas de lo más curiosas. La primera de ellas tiene que ver con un mítico exjugador del Real Madrid como es Pepe. El jugador alemán ha vuelto a confesar que el portugués era su ídolo y su referente cuando era pequeño, y ha relatado un historia muy llamativa con el exmadridista.

"Fue mi gran modelo a seguir en el Real Madrid, siempre quise ser como él. Solía ver videos de él contra sus oponentes. Todavía era joven y quería mostrarles a todos que también podía ser duro. Eso estaba en mi cabeza. Pepe era increíblemente bueno. No solo en el duelo, sino también en la estructura del juego. Pero hoy todos en el Real Madrid me dicen que fuera del campo en realidad era un personaje muy tranquilo. ¿Y sabes qué? Fue el único jugador que esperé una hora para conseguir su camiseta. Pepe, Sergio Ramos y Thiago Silva son los tres nombres de jugadores de los que estoy más orgulloso en mi colección de camisetas. ¡Leyendas absolutas!", explica Rüdiger.

SU PRIMERA VISITA AL VESTUARIO DEL REAL MADRID

Asimismo, el central germano también ha revelado la anécdota con su taquilla del vestuario del Real Madrid, en la que su nombre estaba mal escrito y ponía 'Rüdiguer'. "Mi primo pequeño me llamó la atención sobre esto. Me envió una foto de mi casillero y me preguntó: 'Toni, ¿qué está pasando?'. Envié esto directamente a nuestro gerente de equipo. Luego se disculpó conmigo 1000 veces. Pero como dije, eso no fue un problema para mí. Tuve que reírme de eso yo mismo", señala el futbolista merengue.

LA VISITA DE ANCELOTTI

Finalmente, Rüdiger también ha querido desvelar la visita de Carlo Ancelotti el día anterior a su presentación como nuevo jugador del Real Madrid. "Estuve solo unas horas con mi familia en nuestra nueva casa, estábamos haciendo una barbacoa, hasta que de repente sonó el timbre. Me abrí y frente a mí estaba simplemente Carlo Ancelotti. ¡Un momento increíble! Después se sentó con nosotros a la mesa, comimos con él y conoció a mi familia. Bastante normal, con los pies en la tierra. Estuvo allí durante dos horas, hablamos de todo. Seré honesto, nunca he experimentado algo como esto, ningún entrenador ha hecho algo así por mí. Después de unos meses con él, tengo que decir que en lo que respecta al trato con los jugadores, Ancelotti es intocable. Don Carlo, una leyenda del entrenamiento, ya coleccionó títulos de la Liga de Campeones cuando yo era un niño. Trabajar con él ahora a diario y en el club más exitoso del mundo es maravilloso", desvela Rüdiger.