Rüdiger, el único 'pero' del inicio de temporada del Real Madrid

El central germano no acaba de encontrar su sitio y Carlo Ancelotti prefiere ir poco a poco con el exjugador del Chelsea
19.09.2022 22:59 de Jorge Cascón   ver lecturas
Antonio Rüdiger, Real Madrid
Bernabeudigital.com
Antonio Rüdiger, Real Madrid
© foto de Federico Titone

Inicio de temporada inmejorable para un Real Madrid muy reconocido con respecto al de la última temporada, ese que ganó Liga, Champions y Supercopa de España. El verano se preveía ilusionante con la llegada de Kylian Mbappé y la probable de Erling Haaland, pero ni uno ni otro, Aurélien Tchouaméni y Antonio Rüdiger fueron los refuerzos del club blanco. 

Dos incorporaciones que han dado un salto de calidad a la plantilla de un Carlo Ancelotti que se ha visto obligado a poner de titular prácticamente desde el inicio a Tchouaméni tras la salida repentina de Casemiro. El galo, como si llevara 10 temporadas en el Real Madrid, se ha adaptado a la perfección. Por otro lado se encuentra un Antonio Rüdiger que llegó a Chamartin como una inmejorable opción de mercado. Acabó su contrato con el Chelsea, con el que ganó la Champions el año anterior, y aterrizó gratis en el Santiago Bernabéu

RÜDIGER, UN BENDITO PROBLEMA PARA ANCELOTTI

La papeleta que se le anticipaba a Ancelotti no era sencilla, la de encajar a tres centrales como son David Alaba -en contadas ocasiones volverá a tocar la posición de lateral izquierdo-, Eder Miitao y la nueva pieza del puzzle, Antonio Rüdiger. Todos son perfil titular, pero solo dos pueden entrar. Y en ello están. La pareja que sigue imperando es la que conforman Alaba y Militao, pero Ancelotti está introduciendo poco a poco al germano; bien sea en su posición más habitual como central, bien como lateral. 

En pretemporada ya se le veían las intenciones a Ancelotti. Le probó de lateral izquierdo y en el derbi ante el Atlético de Madrid no dudó en disponerle en esa demarcación. Pero, aunque ha tenido minutos en los nueve encuentros que lleva el equipo en la temporada, cuatro de ellos como titular, no acaba de despegar y Ancelotti aún requiere de algo más del alemán para ponerle en aprietos y prescindir de tanto en cuando de su dupla habitual. Ahora llega el parón y Rüdiger ya está con Alemania. Poco a poco se irá adaptando a un equipo donde la competencia, más para bien que para mal, ha aumentado.