El Real Madrid no puede fallar: necesita ganar para afianzarse en el liderato

02.07.2020 17:00 de Sandro Herves Garrido Twitter:    Ver lecturas
© foto de Antonello Sammarco/Image Sport
El Real Madrid no puede fallar: necesita ganar para afianzarse en el liderato

El Real Madrid necesita hacerse con la victoria esta noche ante el Getafe para afianzarse en el liderato. La importancia del duelo de esta noche es trascendental. Los blancos se pueden ir a cuatro puntos de distancia del Barça, una jornada antes de visitar San Mamés. El Real Madrid tiene 4 partidos, contando el de esta noche de riesgo, aunque los de mayor dificultad serán Athletic y Villarreal. En el vestuario madridista son conscientes de la importancia de este encuentro, motivo por el que admiten que si ganan los dos encuentros de esta semana, terminarán consiguiendo la Liga.

El Getafe es un equipo correoso, difícil de meter mano y que hizo sufrir a todos los equipos grandes de la Liga esta temporada. Pese a que no ha regresado del parón como estaba, no hay que olvidar que vienen de ganar y que todavía tienen opciones de clasificar para la Liga de Campeones.

Una victoria hoy en Valdebebas, daría a los de Zidane la posibilidad de permitirse un tropiezo en los últimos cinco encuentros, o dos pequeños pinchazos en forma de empate, que aún seguirían ganando la Liga ya que el Barça solo podría igualarle en caso de perder cuatro puntos. El Real Madrid ha competido muy duro esta temporada para hacerse con el título y cuando solo faltan 18 puntos, no se puede permitir un pequeño traspiés que vuelva a dificultar el trofeo. Una Liga que habría que poner en el debe de Zidane, ya que ha hecho del conjunto blanco un seguro defensivo, en contraste con su primera etapa más ofensiva con la figura de Cristiano Ronaldo.

Queda por ver quien son los elegidos para saltar al césped hoy en un duelo en el que los blancos tienen que jugar como si se tratara de una final por La Liga, ya que es el título que hace más ilusión a los madridistas esta temporada: supondría romper la hegemonía azulgrana y conquistar el 2º trofeo liguero para Zidane.