Este derbi lo ganan Vinícius… y Zidane

01.02.2020 21:30 de Javier Rubiano Twitter:    Ver lecturas
© foto de Imago/Image Sport
Este derbi lo ganan Vinícius… y Zidane

Zinedine Zidane apostó esta tarde de inicio por repetir en el once con los cinco centrocampistas que le dieron la Supercopa hace un mes. Sin embargo, el plan no ha salido tal y como se esperaba y el Atlético fue netamente superior a los blancos en la primera mitad.

Ya en la final de la Supercopa se vio a las claras que salir con cinco centrocampistas contra los rojiblancos no es una buena idea. Aquel día el partido finalizó 0-0 tras 120 minutos en los que los madridistas apenas generaron dos o tres jugadas de peligro manifiesto. Hoy Zizou repetía estrategia, y el resultado no ha sido convincente. No pasa nada por decir que Zidane se ha equivocado. Todos nos equivocamos. Y está claro que el marsellés hoy no planteó el partido de la forma más idónea.

Sin verticalidad y con un juego muy previsible. Así ha jugado el Real Madrid durante la primera parte de hoy. Con este esquema con cinco mediocentros, Fede Valverde se ve defenestrado a jugar en banda, donde las cualidades del charrúa quedan evidentemente lastradas. Isco no aporta nada relevante a día de hoy al equipo, y a Modric ya no le dura la gasolina tanto como le gustaría. Benzema también se ve perjudicado con este esquema, pues el francés se queda completamente solo en punta cual islote. Karim, además, es un delantero que tiende a bajar a recibir y a caer en banda, por lo que durante muchas fases del derbi el Madrid ha carecido de un referente ofensivo claro.

Sin embargo, Zidane reconoció su error y cambió por completo el esquema con un doble cambio en el descanso. La entrada de Lucas y ‘Vini’ suponía el cambio del 4-5-1 inicial a un 4-3-3. El resultado no pudo ser mejor para los locales, y es que Vinícius solo tardó diez minutos en desequilibrar el choque, encontrando a Mendy con un pase de genio para que el francés asistiera a Benzema en el 1-0. A partir de ahí al equipo se le vio mucho más cómodo ante un Atlético noqueado. Simeone no supo reaccionar y perdió, una vez más, la batalla en la pizarra.