A este Liverpool se le puede meter mano

19.03.2021 16:01 de Alejandro Cascón Guerra Twitter:    Ver lecturas
Zidane en un partido
Bernabeudigital.com
Zidane en un partido
© foto de Matteo Gribaudi/Image Sport

Los rivales que quedaban para los cuartos de final de la Champions League eran para echarse a temblar. Este año es uno de los pocos de los últimos donde no se han colado apenas cenicientas o equipos de bajo nivel, salvo sorpresa por ejemplo del Oporto, que eliminó a la Juventus sin que nadie apostara por ellos. Al Madrid le podía tocar el Bayern de Múnich de Lewandowski y Kimmich, el City de De Bruyne y Bernardo Silva o el PSG de Mbappé. Eran los peores desde mi punto de vista. 

En la lista había otros equipos a evitar como el Liverpool y el Chelsea, también complicados; los más fáciles eran el Dortmund y el Oporto. Flojos sí, pero cuidado con Haaland, que es la bestia negra en Europa esta campaña. Pues bien, el Real Madrid evitó a los más complicados, a los más fáciles y se queda con uno de en medio. Ni fú ni fá. 

Yo siempre mantuve que el Liverpool eran Van Dijk y los tres de arriba, Salah, Mané y Firmino. El resto no era gran cosa. Los buenos momentos del Liverpool han coincido con los peores del United y el Manchester City, además de un Arsenal que lleva desaparecido bastante tiempo. También el Chelsea, que con tanto cambio de entrenador no ha encontrado la estabilidad necesaria. 

Esta temporada, con la baja de Van Dijk, el Liverpool ha encontrado un poco las costuras en defensa. Ello ha propiciado que recibieran una de las mayores goleadas que se recuerdan. El Aston Villa le metió siete goles a comienzos de campaña. No ha sido la única, ya que el City también le metió cuatro goles hace algo más de un mes, y el Leicester también le endosó una tripleta en Premier League. En Champions la Atalanta logró ganar a los ingleses por dos goles, lo deja claro que la fragilidad en algunos encuentros se hace evidente. 

Sobre todo, el mal momento del Liverpool se puede decir que ha comenzado este 2021, el Liverpool ha perdido ocho partidos de 15, a los que hay que sumar otro empate. Un bagaje que ha hecho que se queden fuera de los puestos europeos y estén sextos en la tabla de la Premier. 

Para colmo este no es el año de Roberto Firmino. El delantero brasileño –que recuerda un poco a Benzema– le cuesta ver portería. En su lugar ha funcionado bien Diogo Jota, una de las amenazas a las que se tendrá que enfrentar Ramos y cía, así como Mané, los goleadores de este equipo. Atrás deja muchas dudas el equipo de Klopp, puesto que cuentan con centrales que no son del primer nivel como Kabak, cedido por el Schalke, y un joven Nathan Philips. 

No obstante, los de Klopp se crecerán con el Real Madrid, después de todo lo vivido en los últimos años, donde ha habido una eliminatoria de por medio y una final ganadas por el equipo blanco. A pesar de todo hay que ser optimista con el rival. Se le puede meter mano. Si los jugadores están en su mejor nivel podrán ganar al Liverpool. Fácil no será, pero tampoco es el Bayern de Múnich.