Ahora, a por la Champions

30.04.2022 21:40 de Diego Rivero Mosqueda   ver lecturas
Real Madrid
Bernabeudigital.com
Real Madrid
© foto de Federico Titone

El Real Madrid es una máquina de ganar, de ilusión y de amor por un deporte que nunca cesará. La consecución de la Liga número 35 en nuestro palmarés no nos cegará de mirar en el siguiente trofeo que queremos ganar: la Champions. Así es el equipo blanco, con los valores que predica y la ambición que nos ha hecho crecer tanto hasta llegar a ser el club de cualquier deporte más grande del planeta Tierra, sin discusión alguna. Citando a Palomaain, a quién se le echa de menos: "No hay Madrid de fútbol o de baloncesto, hay Real Madrid. Una camiseta blanca, un escudo redondito y muchas Copas de Europa". Eso es lo que nos diferencia del resto del mundo, y por lo que nadie podrá ni siquiera llegar a rozarnos, el querer más y el inconformismo de no tener suficiente con lo que ya hemos conseguido. La historia la escribe quien deja una huella imborrable, más allá de vencedores y vencidos, ya que nuestros actos tienen su eco en la eternidad, y hasta ahí ha llegado el equipo blanco, un club universal en todas sus facetas.

La Champions es el siguiente objetivo, y como ha gritado Carlo Ancelotti en Cibeles: "¡A por el Manchester!". El técnico italiano es uno de los profesionales que más representan los valores del Real Madrid, como bien ha afirmado Florentino Pérez, que, por cierto, ojalá nos dure muchos años más. Un trabajador madridista como ninguno, y que, aunque discrepemos todos con él algunas veces, se hace de querer con cada declaración de amor por el club blanco, y sobre todo por no pensarse ni un segundo en aceptar la oferta que le realizó el presidente el pasado verano. El gran objetivo del equipo blanco siempre ha sido la Copa de Europa, ya que somos los reyes indiscuibles de la competición, y además tenemos una relación más que especial con la misma. Se gane o se pierda, el Real Madrid significa algo más para nosotros que la vida en sí misma, tiene todo aquello que no se puede explicar... aquellas intangibles que siempre usamos para describir a un jugador que aporta más de lo que pone en la ficha técnica. Es sencillo, el agradecimiento al Real Madrid será eterno, de generación en generación, porque seguramente sea así... seguramente no lo puedan entender ni lo harán nunca, ¿verdad?