Ahora la UEFA, la FIFA y Tebas son hermanitas de la caridad...

20.04.2021 21:00 de Javier Rubiano Twitter:    Ver lecturas
Gianni Infantino (FIFA)
Bernabeudigital.com
Gianni Infantino (FIFA)
© foto de Daniele Buffa/Image Sport

El anuncio oficial del proyecto de la Superliga Europea ha desatado un terremoto sin precedentes en el mundo del fútbol. Se puede estar a favor o en contra de esta competición que vendría a sustituir a la Champions League, pero lo que no se puede consentir es la postura de los dos máximos organismos del fútbol europeo, la FIFA y la UEFA.

Ambas organizaciones, presididas por Infantino Ceferin respectivamente, amenazan con tomar medidas del todo ilegales con tal de acabar con la Superliga. Así, UEFA y FIFA pretenden prohibir a los futbolistas de los clubes fundadores disputar partidos con sus selecciones nacionales en lo que parece más una pataleta que una posibilidad real. Resulta divertido ver cómo dos instituciones históricamente corruptas se han erigido en los salvadores del fútbol en las últimas horas. Mención aparte merece un Javier Tebas que pretendía llevar el clásico a Miami o un Luis Rubiales que ha trasladado la Supercopa de España a Arabia Saudí.

Es evidente que el deseo de la Superliga nace por un tema puramente económico, pero ¿acaso todas las decisiones que han adoptado la UEFA, la FIFA y LaLiga no han ido encaminadas a enriquecerse? Ahora resulta que el Mundial de 2022 se va a disputar en Catar por ser un país que respeta todos los derechos humanos, ¿no? La hipocresía se ha apoderado del fútbol en los últimos días hasta el punto de que el Paris Saint-Germain asegura velar por el fútbol tradicional y el bien de los clubes pequeños. ¿En serio? ¿Un club con un estado opresor detrás que se ha pasado el Fair Play Financiero por el arco del triunfo? 

Insisto, se puede estar de acuerdo o no con la idea de la Superliga Europea. Pero es innegable que la UEFA, la FIFALaLiga y demás están haciendo un ridículo de dimensiones universales. Parece, eso sí, que se saldrán con la suya...